ANÁLISIS

«Kholat»: terror inspirado en hechos reales

El videojuego de exploración en primera persona se basa en los acontecimientos conocidos como el Paso de Diatlov en los montes urales

Mira en el video un fragmento del juego - J.M.S.

A veces la realidad supera a la ficción. «Kholat» se lanzó hace un par de años. Este título de corte independiente, inspirado en hechos reales, llamó mucho la atención por sus escenarios obtusos y sistema de exploración basado en escasas pistas. Ahora, una versión en formato físico para consolas PlayStation 4 vuelve a intentar aturdir al espectador de esta aventura interactiva más que videojuego.

Con una perspectiva subjetiva, pensada para generar tensión permanente, el jugador se pone en la piel de un explorador obligado a encontrar determinadas sendas, caminos, pistas y objetos determinados para poder progresar. No es fácil. Disponemos de un mapa y una brújula pero en ningún momento conocemos el punto exacto de nuestra ubicación. Ahí radica una de las mayores dificultades. Estamos totalmente desorientados. Poco a poco, a medida que descubrimos esos objetos podemos ordenar (algo) la trama y por dónde hay que tirar.

La trama se basa en un accidente real ocurrido en Rusia. Conocido como el incidente del Paso de Diatlov, un grupo de estudiantes y excursionistas aficionados murieron en extrañas circunstancias en 1959. Mitos y leyendas se cernieron en aquel lamentable episodio del que, todavía, no se han podido dilucidar las causas concretas. Se dijo entonces que los jóvenes deambularon casi desnudos y descalzos en un ambiente angosto y hostil que registraba temperaturas de menos treinta grados.

Con ese pretexto, este videojuego da pie al jugador a una exploración abierta (no tiene una narrativa lineal) en donde tiene que recabar pistas y conocer la verdad. Caminar muy lento (si corremos, nos cansamos, lo que puede resultar algo tedioso para algunos jugadores), pisar la nieve y tratar de encontrar una salida, los truculentos elementos sonoros que hacen que hasta el crepitar de los árboles acelere el pulso ejercen de palanca para generar una experiencia original e intensa.

Fragmentos de texto, artículos y demás se van sumando al diario que narra para darle un sentido a todo. Brillantemente contado por el actor Sean Bean («El señor de los anillos», «Juego de Tronos»), un halo de misterio e incertidumbre es lo que rodea permanentemente esta propuesta, marcada por el frío, las circunstancias adversas y momentos de terror psicológico que provoca una tremenda tensión.

Una vez descubierta una nueva tienda de campaña, el sistema de juego permite trasladarse rápidamente entre ellas. Conforme avanzamos, van apareciendo nuevos y más terribles acontecimientos. Extrañas figuras que huyen, sombras que nos persiguen. Presentas sobrenaturales que nos puede provocar la muerte. Varias situaciones que pueden dar sobresaltos. Aunque hablamos de un título de supervivencia, aquí no se hace necesario alimentarse o dormir para recuperarse, algo que podría imprimir mayor realismo.

Desarrollado por el estudio Imgn Pro, cuenta con gráficos que se pasean por el realismo, en donde la vegetación sufre la fuerza del viento y la nieve, forman parte del apartado artístico de «Kholat», que peca de pequeños «bugs» y caídas de «frames» en determinadas ocasiones que provocan que las imágenes queden congeladas en la pantalla.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios