ESTUDIOS Y ESTADÍSTICAS

«Gameholics»: los adictos a los videojuegos se pasan diez horas frente a una pantalla

El 3% supera esta cantidad de horas diarias jugando frente al 14% de los usuarios que admite estar obsesionado con sus videojuegos favoritos, según un estudio

Varios visitantes prueban diferentes videojuegos durante el Tokyo Game show en Makuhari Messe
Varios visitantes prueban diferentes videojuegos durante el Tokyo Game show en Makuhari Messe - EFE

Las nuevas tecnologías están presentes en todos los rincones. En todos los ángulos. En todos los ámbitos. En una de sus formas, el ocio electrónico, ha pegado fuerte en los últimos años y, en parte gracias a la posibilidad de jugar y entretenerse conectado a internet con otros jugadores, los videojuegos forman parte de la vida diaria de muchas personas, pero en muchos casos ha generado una situación: la aparición de los llamados «gameholics».

Según un estudio de ESET, firma de seguridad informática, juegos con modos «online» muy extendidos como «Pokémon GO», o sagas como «Grand Theft Auto» o «World of Warcraft» son adictivos. El informe destaca que uno de cada diez videojugadores admite haber estado delante de la pantalla entre 12 y 24 horas sin parar de jugar.

Otros, sin embargo, afirmaron (el 6%) que se han mantenido pegados al ordenador o al móvil durante más de 24 horas al menos una vez sin salir del mundo virtual. Los expertos creen que el consumo de ocio electrónico debe ser moderado y reducirse a escasas horas por los problemas que pueden generar (adicción, estrés, fatiga...).

El estudio, llevado a cabo entre 500 aficionados a los videojuegos el pasado mes de agosto, revela que el 83% de los encuestados pasa un par de horas delante de la pantalla con sus juegos favoritos, mientras que el 10% de los encuestados llega a las cinco horas diarias. El 3% supera las 10 horas diarias jugando. Frente a estas cifras, el 14% de los usuarios admite estar obsesionado con sus videojuegos favoritos.

«Los videojuegos son muy adictivos, por lo que las cifras del estudio no deben sorprender a nadie; sin embargo, es crucial contar con un equilibrio entre el tiempo que se dedica a la escuela –o la universidad o el trabajo-, a la familia y a los amigos, además de a los videojuegos», afirma en un comunicado Mark James, especialista en seguridad de ESET. «No recomendaría a nadie pasar más tiempo en un mundo virtual que en la vida real».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios