Posible diseño final de una de las versiones del nuevo iPhone - VenyaGeskin1
Rumores y filtraciones

Más de 1.000 euros y un efecto espejo para el próximo iPhone

Nuevos rumores anticipan la llegada de hasta cuatro colores distintos del dispositivo estrella de Apple que volverá a incrementar su precio final coincidiendo con su décimo aniversario

MADRIDActualizado:

La expectación en torno al próximo modelo de iPhone, el dispositivo estrella de Apple, es máxima. Y viene por partida doble este año. Si por inercia los seguidores de la marca americana son como feligreses que esperan cada año su cita con gran fervor, esta temporada más por la coincidencia de las fechas: se cumplen diez años de su aparición.

Y en ese contexto nuevos rumores apuntan a que el nuevo dispositivo, que verá la luz en otoño, llegará en cuatro colores distintos, uno de ellos con efecto espejo. Eso sí, no estará al alcance de todos los bolsillos. Al menos en su versión más avanzada, cuyo nombre se cree que será iPhone 8. Porque, según informa la cadena CNBC, el nuevo modelo costará a partir de los 1.200 dólares (algo más de 1.053 euros), lo que representa un aumento del precio final en comparación con otras temporadas. Se tratará, pues, de la versión de 64 GB de almacenamiento.

Una estrategia difícilmente comprensible en una tendencia a la baja iniciada hace varios años y que ha logrado que empresas asiáticas ofrezcan productos con una buena relación calidad-precio. Sin embargo, en algunos terminales «premium» el precio ha seguido al alza. Se sospecha que Apple prepara hasta tres modelos diferentes, por lo que es posible que los modelos iPhone 7S y iPhone 7S Plus sean más accesibles, aunque no ofrecerán algunas prestaciones como pantallas tecnología OLED, otro de los reclamos de este año.

Estas nuevas informaciones contrastan con las conocidas en abril en donde se habló que el precio de salida de los nuevos iPhone estarían en unos mil dólares, aunque consultoras como Goldman Sachs, por su parte, apunta que el modelo más avanzado, conocido ya como iPhone 8 a falta de confirmación oficial, costará más de mil dólares, aunque contribuirá a aumentar los beneficios de Apple. Todo apunta, además, que esta versión se retrasará por problemas en la fabricación hasta principios de 2018.

Por su parte, Benjamin Geskin, conocido por sus aciertos en los lanzamientos de productos de la marca, ha asegurado en un mensaje en su perfil de la red Twitter que Apple prepara hasta cuatro colores distintos del próximo iPhone, uno de ellos con efecto espejo al igual que hicieran con anterioridad otras marcas como HTC o Sony, siendo éste otro reclamo para incrementar las ventas.

Este acabado responde al buen resultado obtenido por la marca con algunos diseños como Project Red, una versión en color rojo, así como el negro mate iniciado en los actuales iPhone 7. Cabe recordar que una versión del reproductor multimedia iPod Touch contó con una versión así de reluciente.

Además de estas características, las previsiones apuntan a que los próximos iPhone ofrecerán pantalla sin biseles con tecnología OLED, que generan colores intensos y buenos contrastes, así como un sistema de carga inalámbrica, reconocimiento facial o una configuración de cámara basada en una doble lente.