Mira en el video el análisis del producto - J.M.NIEVES Y R. MUÑOZ
Probamos

Honor 7X, pantalla sin bordes en la gama media

El terminal de la firma china presenta una gran pantalla de 5.93 pulgadas que cubre todo el frontal y que alcanza una resolución Full HD

MADRIDActualizado:

Si por algo se caracteriza Honor, la segunda marca de Huawei, es por llevar al gran público las principales novedades de la gama alta, pero a un precio contenido. Así, y de la misma forma que el anterior Honor 6X estrenó la doble cámara en dispositivos de menos de 300 euros, este nuevo 7X hace lo propio con una de las características más de moda: una gran pantalla Full View de 5,93 pulgadas, sin bordes, que cubre todo el frontal del smartphone y que alcanza una resolución de 2.160 x 1.080 píxeles y una densidad de 407 píxeles por pulgada. Todo un lujo por un precio de 299 euros.

Por supuesto, el nuevo Honor 7X no renuncia a la doble cámara, y monta en su parte trasera dos sensores de 16 y 2 megapíxeles, el primero en color y el segundo monocromo. La cámara delantera es de 8 megapíxeles. Lector de huellas, resistencia a salpicaduras (certificación IP67) y la posibilidad de llevar dos tarjetas SIM con diferentes números completan los extras de este terminal, con el que la firma china pretende conquistar el mercado.

El procesador es, como siempre, de fabricación propia. Se trata de un Kirin 659 de ocho núcleos, y viene respaldado por un co procesador gráfico Mali T830-MP2- La memoria RAM es de 4 GB, a la altura de los más grandes, y la batería, de 3.340 mili amperios, no tiene nada que envidiar a las de sus «hermanos» de gamas más altas.

Para almacenar nuestras aplicaciones, fotos y documentos, contamos con unos generosos 64 GB de capacidad, ampliables hasta los 256 GB con tarjetas microSD. Nada que ver con aquellos escuetos 8 ó 16 GB con los que la gama media nos castigaba hace apenas un año.

Resulta curioso que el conector sea microUSB y no USB-C, como el de la inmensa mayoría de los terminales actuales, incluidoas las versiones anteriores del propio Honor.