Facebook Misterio resuelto: ¿Por qué un exempleado de Facebook renunció a un sueldo de seis cifras?

Matt Kulka confiesa que dejó el trabajo porque no podía permitirse el estilo de vida de Silicon Valley

Imagen de la aplicación de Facebook
Imagen de la aplicación de Facebook - REUTERS
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en:

Matt Kulka es un exempleado de Facebook que renunció a un «trabajo de ensueño», tal y como él mismo calificó, en el que cobraba un sueldo de seis cifras.

Él mismo ha confesado en la publicación Vox porque decidió renunciar a su trabajo en la red social más importante. Al parecer, a pesar de su elevado salario anual, el nivel de vida de Silicon Valley era superior a lo que podía permitirse.

Kulka vivía en el estado de Arizona con su familia cuando recibió un mensaje del recluador de Facebook por LinkedIn. Después de una entrevista telefónica, la empresa le ofreció el trabajo y a la semana se trasladó a Silicon Valley.

«Era un trabajo de ensueño, en un lugar que siempre me había fascinado. Cuando dije sí, estaba muy emocionado», dijo. «Cinco años más tarde, renuncié a mi trabajo. No por el trabajo –me encantaba trabajar en Facebook-. Lo dejé porque no me podía permitir vivir en Bay Area, a pesar de las generosas seis cifras de sueldo», cuenta kulka en Vox.

En 2004 se mudó a San Francisco, desde dónde trabajaba para una empresa de Nueva Jersey, y ya allí, compartiendo su casa con un desconocido, se dio cuenta que el coste real de vida era bastante elevado. Por ello, un año más tarde regresó a Arizona, hasta que en 2010 recibió la oferta de Facebook.

«Todo es diferente en Facebook. Es como un Disneyland para los amantes de la tecnología. Grandes espacios con escritorios con inmensos monitores, micrococinas que todos los días se llenan con bebidas y aperitivos, tableros de ajedrez y mesas de ping-pong...», describe el exempleado.

Kulka cree que empresas como Facebook deberían revisar sus políticas y trasladar sus oficinas a otros centros tecnológicos menos poblados, donde los costes de alquiler sean más baratos. No me arrepiento de haber aceptado la oferta de Facebook, fue una experiencia estupenda. Pero no quiero vivir en Silicon Valley para siempre», concluye Kulka.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios