ABC

La Policía irrumpe en una fiesta que Alexa, el asistente virtual de Amazon, montó por sí sola

Un altavoz inteligente comenzó a reproducir música a todo volumen en plena madrugada

Actualizado:

Los asistentes virtuales inteligentes como el de Amazon, Google o el de Apple están invadiendo cada vez más hogares. Sin embargo, a veces pueden salirse de control, como ocurrió en la ciudad alemana de Hamburgo cuando Alexa, el asistente de Amazon, decidió montar una fiesta por sí sola en plena madrugada, según informa Ana Ávila en «Ideal».

Un altavoz inteligente, potenciado por el asistente virtual Alexa (Amazon), decidió sin previo aviso ni que nadie se lo solicitara reproducir música a todo volumen a partir de la 1.50 de la noche. Pero fue casi una hora más tarde, cuando los vecinos, que ya no soportaban más el escándalo, llamaron a la Policía.

Los agentes llegaron al piso de Oliver Haberstroh para reprochar y sancionar a este vecino por la fiesta montada que había montado. Tras tocar la puerta repetidas veces y no obtener respuesta alguna, decidieron entrar por sus propios métodos. Para su sorpresa, el piso estaba completamente vacío. Había sido el altavoz el que había comenzado a reproducir música por sí solo.

Según comentó Haberstroh en Facebook, se encontraba fuera de casa con unos amigos y al regresar se encontró con la Policía, quienes le reportaron el caso. Lo primero que hizo a la mañana siguiente fue quejarse con Amazon y la compañía le explicó que el altavoz no había funcionado mal, sino que había sido activado de forma remota por alguna aplicación musical. Por suerte para Haberstroh, Amazon pagó los gastos de reparación de su puerta. No obstante, todavía es un misterio qué app activó el altavoz o si fue Alexa quien lo hizo.