Actualidad

Una modelo Playboy es acusada por burlarse en público del aspecto de una mujer desnuda

Ha sido acusada por «invadir la privacidad» de una mujer de 70 años y por distribuir en internet una fotografía tomada sin su consentimiento

Imagen publicada por Dani Mathers a través de la red social «Snapchat»
Imagen publicada por Dani Mathers a través de la red social «Snapchat» - DANI MATHERS
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Dani Mathers, una ex modelo de la revista Playboy, ha sido acusada por «invasión de la privacidad» por la policía de Los Ángeles. La acusación se produce después de que el 13 de julio publicara en «Snapchat» una fotografía de una mujer que se duchaba en el vestuario de un gimnasio.

Mathers subió una fotografía a la red social en el que se mofaba del aspecto físico de la mujer, de 70 años de edad: «Si yo no puedo dejar de mirar, entonces tú tampoco puedes». Tal como ha publicado hoy «Los Angeles Times», la modelo podría afrontar ahora una sanción de seis meses de prisión y una multa de 1.000 dólares.

La modelo se disculpó poco después, y reconoció su error: «Esto está completamente mal y no es lo que pretendía», dijo en un vídeo. «Sé que reírse del aspecto físico de los demás está mal. No es el tipo de persona que soy». Tal como justificó, pretendía enviar la foto en un mensaje privado, pero se publicó en abierto por error.

Un portavoz del ayuntamiento de Los Ángeles dijo el viernes que esta acusación era importante para enviar un mensaje: «Ridiculizar el cuerpo es una humillación, frecuentemente con dolorosas y duraderas consecuencias», explicó. «Mientras que ridiculizar el cuerpo no es un crimen, hay circunstancias en las que invadir la privacidad de una persona para conseguirlo pueden serlo. Y no debemos tolerarlo».

Robyn Silveran, una experta en aspectos relacionados con la imagen corporal, ha dicho en «Los Angeles Times» que la ridiculización física es un tipo de «bullying» (acoso): «Mientras que el aspecto de la ridiculización en este caso es evidente, el principal asunto aquí no es que la señora Mathers denigrara a otra mujer online con comentarios toscos», dio. «Sino que la señora Mathers, con la intención de humillar y comparar, fotografió a una mujer desnuda, sin su conocimiento ni consentimiento, y distribuyó la imagen por la red para que cualquier pudiera verla y evaluarla».

Tal como ha informado «BBC.com», Mathers fue expulsada permanentemente de los gimnasios de la línea «LA Fitness», donde ocurrieron los hechos, perdió su trabajo en la radio y sufrió una oleada de críticas en internet.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios