Madrid - Plan B

La Melguiza: el nuevo templo del mejor azafrán

La capital estrena la primera «boutique» en exclusiva de la preciada especia

La decoración de esta boutique está inspirada en los pistilos del azafrán, que simulan sus lámparas colgantes
La decoración de esta boutique está inspirada en los pistilos del azafrán, que simulan sus lámparas colgantes - ABC

Pocas veces se da la casualidad de hallar seis pistilos, en lugar de los tres comunes que tiene, en esta flor de otoño. El tan interesante –como desconocido– mundo del azafrán llama a esa peculiaridad «melguiza», en castellano antiguo «melliza». Ese el curioso nombre que David Sáenz y Marta Huerva han elegido para abrir en Madrid el primer «templo» del azafrán. La pareja de emprendedores acaba de inaugurar esta «boutique», en la calle de Santiago, 12, con un objetivo: «Poner en valor esta especia». «Se da la paradoja de que España produce el mejor azafrán del mundo, pero aquí consumimos el importado desde países como Irán», explica su propietario.

En La Melguiza todo el azafrán que se vende es 100% español. «Trabajamos con hebras de producción ecológica y calidad superior procedentes de Villacañas (Toledo) y Monreal del Campo (Teruel)», añade. Los preciados filamentos rojos se venden al peso por gramos. «Seis hebras por persona es más que suficiente para condimentar una receta», comenta. El azafrán bueno tiene un mayor rendimiento. «Aquí también hacemos pedagogía con nuestros clientes explicándoles cómo se puede sacar más partido a su profundo aroma y su intenso color moliéndolo o tostándolo», dice.

A su oferta se añade una cuidada selección de productos gourmet elaborados con la especia. Entre ellos hay aceites, sal en escamas, longanizas, patés, miel, chocolate a la taza o caramelos. Pero, además de su venta para uso culinario, David y Marta trabajan con artesanos que fabrican cosméticos para cuidados de la piel como serum iluminador, cremas de manos y jabones. También hacen velas aromáticas. «Cleopatra se bañaba con sus flores para cuidar su piel y los griegos lo utilizaban como afrodisiaco», explican a sus clientes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios