Varry Brava
Varry Brava - ABC
Música

Varry Brava: «Para ver Eurovisión hay que estar borracho»

La banda murciana comienza en Joy Eslava la gira de su nuevo disco, «Safari Emocional»

Actualizado:

Los murcianos Varry Brava tocarán por primera vez en la mítica sala Joy Eslava para darle un arranque especial a su nuevo gira, con la que presentarán «Safari Emocional», un disco gestado en la casa de la abuela de uno de sus miembros, en Orihuela, lleno de guiños al pasado con ritmos de baile de los ochenta, pero actualizados al presente con la producción de Jorge Guirao (guitarrista de Second) y Antonio Illán como ingeniero de sonido. Un tándem que ha hecho que Varry Brava consiga un sonido más pulido y personal en un álbum donde Óscar, Vicen y Aarön exploran y descubren su lado más íntimo pero también su lado más canalla.

¿Cómo fueron esas dos semanas en Orihuela gestando el disco?

(Óscar) Llevamos todo el material para grabar a la casa de la abuela de Aarön en la huerta: ordenador, tarjeta de sonido, instrumentos… Cogíamos una idea maquetada que nos gustaba y empezábamos a construir estructura y base rítmica. A partir de ese momento nos convertíamos en marionetas y nos dejábamos llevar por impulsos y sensaciones que son las que iban a ir dirigiendo y desarrollando la personalidad de cada canción. Los tres íbamos sumando ideas. Vicente pilota la nave, Aaron y yo, a cada lado auxiliando el vuelo. La gran parte de este disco se ha gestado allí, entre cañizos y limoneros, a la sombra de la parra, tomando cerveza fresca y comiendo altramuces en Casa Gloria.

¿Estuvieron muy centrados o hubo algo de juerga y dispersión?

(Aarön) ¿Centrados en qué? Somos pura dispersión, mitad juerga y un 75 por ciento de agua. Los fines de semana el porcentaje sube algo más por la ingesta. Pero por lo demás fue un trabajo serio, teníamos muchas ganas y muchas canciones, y queríamos aprovechar y sacar adelante el máximo número posible. Hemos sobrevivido, ¿que más se puede decir?

¿Cuál es la mayor alegría que les ha dado el disco hasta ahora?

(Vicente) Ver y notar que la gente sigue ahí apoyándonos y que hay gente nueva que se está sumando. Es vital que las canciones no solo nos gustan a nosotros. Aunque hacemos las cosas de manera natural y sin prejuicios. También es bonito comprobar la reacción del público ante las nuevas canciones y eso es algo que queremos saber en cuanto comience la gira.

¿Leen críticas de sus discos? ¿Qué es lo más sorprendente que han leído por ahí?

(Óscar) Sí, las leemos. Para nosotros hacer un disco es importante y nos importa saber qué piensa la crítica y el público. En ocasiones, cuando llevas un año trabajando en un disco, es fácil perder la objetividad y conocer la opinión externa termina de darle forma. Un disco termina y toma su esencia final cuando la gente lo escucha, cuando le provoca emociones, sean buenas o malas. Hemos leído críticas que destacaban que era un disco con más canciones lentas y más completo que el anterior.. El público sobre todo nos ha dicho que recuperábamos una sensación más desenfadada y un sonido más fiel a nuestros directos.

Han descrito este tercer disco como «más tranquilo» que los anteriores, ¿cómo se traduce eso en el escenario?

(Aarön) Yo no estoy nada de acuerdo con que el disco sea más tranquilo, si alguien de esta banda lo ha dicho me bato en duelo con él, si he sido yo lo retiro. Es más variado, veníamos de «Arriva», el anterior álbum, que por momentos parecía estar hecho de pura anfetamina, y claro, cualquier cosa con menos speed parece un disco más tranquilo. Creo que ahora los conciertos están más completos, son más ricos, más bailables, (hay muchas formas de bailar) y sobre todo más divertidos y excitantes. A los conciertos de Varry se viene a sudar, a bailar, y a hacer el amor. Con ropa cómoda pero elegante, y sin complejos.

He leído que intentaron que Julio Iglesias colaborara en «Momentos». ¿Cómo lo hicieron exactamente?

(Vicente) Recuerdo que propusimos la idea a Manuel (director general de Hook Management) y entre risas se comprometió a que lo intentaría. Evidentemente fue más una fantasía que otra cosa, pero no tiramos la toalla. ¡Quién sabe! Si Raphael fue al Sonorama quizás Julio se anime un día de estos... o no.

Van a muchos festivales, ¿son su habitat natural, más que una sala? Sé que dirán que cada cosa tiene su momento, pero venga, mójense…

(Óscar) Los festivales no son nuestro habitat natural más que las salas, lo que pasa es que los festivales son como un parque de atracciones y lo pasamos genial.. La gente de un lado a otro al aire libre, cada uno haciendo su plan, de un escenario a otro escuchando lo que le da la gana, quedando con grupos de amigos que solo se ven de festival en festival. Nosotros sentimos esa energía y nos flipa. En los festivales mucha gente nueva puede conocerte, los escenarios son grandes y podemos desarrollar de otra manera el directo, compartimos momento con otras bandas en camerinos, etc. Las salas son algo más invernal, más íntimo, con nuestro público más fiel, del que aprendemos en cada concierto. En una sala sabes que todos han venido a verte y eso no pasa en un festival, es como hacer una fiesta en casa, dentro de un orden sabes que siempre puede pasar cualquier cosa inesperada: tocar un tema que no tienes previsto, bajar a cantar con el público... Me gustaría mojarme y decir qué me gusta más pero hasta hoy sigo sin saberlo ni yo.

Todos esos festivales son lo que se dice «indies», pero, en sus primeros días como banda, ¿sintieron algún rechazo de esa «escena»?

(Aarön) Nunca hemos sido indies. Nos metieron ahí, estamos muy contentos y agradecidos, pero no somos ni en sonido, ni en canciones, ni en estética, ni en intención, una banda indie. Nosotros hacemos pop, como nosotros lo entendemos, desde el principio. Cuando comenzamos la gente no nos ubicaba mucho pero hemos terminado por parecer un ladrillo más del muro de festivales que copan los veranos, primaveras, y casi otoños. Tocar en esos festis nos ha abierto las puertas y nos ha acercado a la gente, y aunque no nos consideremos indies, ha sido una suerte poder coincidir en esta escena, que crece, creo que sana, y espero que robusta. Y la verdad, había mucha gente que pensaba que éramos payasos con chaquetas de colores, pero bueno, ahora las chaquetas las llevan ellos, y nosotros seguimos siendo los mismos. No, mejores.

Su música está diseñada para olvidarse de los problemas, ¿el escapismo es cien por cien positivo, o tiene sus peligros?

(Vicente) Es música a fin de cuentas. La gente es libre de emplearla a su antojo, siempre que no sea para hacer el mal. Bueno, lo de «hacer el mal» es relativo, depende de a quién se lo digas. Bien es cierto que la mayoría de nuestros temas evoca el buen rollo, así que no pasa nada por desconectar de vez en cuando, siempre que no te evadas de la realidad, aunque a veces no nos guste lo que haya.

¿Qué va a pasar con el festival SOS, que se ha suspendido por el momento, y es un poco el de su casa?

(Óscar) No tenemos ni idea de lo que va a pasar. Creo que se está pensando en todo menos en la gente que quiere ir al SOS como cada año a escuchar música en directo, a pasarlo bien y a descubrir nuevas bandas. Sé que a veces las cosas pueden perder el rumbo pero es necesario que los responsables reconduzcan el camino para que volvamos a tener un festival accesible y de calidad. Es importante para toda la ciudad, no hacer el SOS sería una irresponsabilidad.

Hace poco una banda de Murcia, que hay que reconocer que es realmente original, me dijo que «hay una nueva escena de pop murciano, pero lamentablemente todos suenan igual, todos hacen lo mismo». ¿Qué le contestarían?

(Aarön) Que digan nombres. Las comparaciones se hacen comparando. A mí me parece que Perro, Second, Murciano Total, Lofelive, Varry Brava, Nunatak, Viva Suecia, Dúo Orquesta Regalizes, DonFlúor, Curdo Pimento, Piyama y Road Ramos (por poner unos pocos ejemplos), no se parecen EN NADA DE NADA. Pero aquí estoy para empezar el debate cuando veáis.

¿Alguna idea de qué les gustaría hacer en su próximo disco? Si tuvieran presupuesto infinito, ¿cómo se lo montarían?

(Vicente) Uf, eso sería un auténtico peligro. Si es verdad que hubiera presupuesto infinito no lo terminaríamos nunca. Creo que haríamos un reality de la grabación del disco, hasta que nos echara el público por pesados.

¿Qué les parece todo el mogollón que se ha montado con Eurovisión? ¿Cuál es su postura al respecto?

(Óscar) Para mí lo peor es que no hubiera ninguna propuesta interesante. Con respecto a la polémica, me gusta que el público vote y decida qué candidato lleva al concurso, y si como pasó, va el Chiquilicuatre, adelante. Después de aquello hubiera estado bien hacer una reflexión sobre qué piensa la gente de ese concurso. A mí personalmente me sigue pareciendo desfasado y aburrido, no me gusta. Si lo veo es para jugar al Chupivisión con los colegas, cada uno elige un país y cuando recibe puntos tiene que tomarse un chupito. Hay que estar borracho para ver Eurovisión.

Varry Brava en Joy Eslava, sábado 18 de febrero a partir de las 21h. Entradas a 15 euros anticipada.