Robyn Hitchcock, dandy psicodélico
Robyn Hitchcock, dandy psicodélico - ABC

Robyn Hitchcock trae su pop libérrimo al Café Berlín

El que fuera líder de los precursores «The soft boys» viene acompañado de Luther Rusell a la guitarra

MADRIDActualizado:

Robyn Hitchcock es un tipo carismático, singular, genialoide, una especie de mezcla entre Syd Barret y Bob Dylan, al que tenemos la suerte de ver por España de vez en cuando. Y este jueves es una de esas veces, puesto que vuelve al Café Berlín en un concierto junto a Luther Rusell a la guitarra.

Hitchcock es uno de los nombres de culto de la psicodelia anglosajona desde finales de los 70, cuando lideró a The Soft Boys, banda de post-punk nueva olera que tuvo en su «Underwater moonlight» de 1980 su disco de cabecera. Pero el primero, «A can of bees», contiene también una buena ristra de temas pop-punk con personalidad («Sandra's Having Her Brain Out Soft Boys», por ejemplo, parece inventarse a Frank Black varios años antes de que salieran los Pixies).

Hay que hablar, por supuesto, de su larga trayectoria en solitario, con discos tan hermosos como «I often dream of trains» y «Eye». Magisterio melódico, melancolía, garra, pop luminoso, folk surrealista,... tantas facetas que intentar trasladarlo a un párrafo resulta ridículo, cansino e impreciso. Mejor escuchemos sus discos.

Por otro lado, no habría que olvidar su colaboración con Peter Buck y Blil Rieflin de REM a finales de los 90, y que se ha extendido hasta nuestros días, al menos en directo, y que en su visita a Madrid en la sala Sol dejó un grato recuerdo.

Por cierto, el sábado 4 de noviembre ABC Cultural publicará una entrevista con el artista, por si quieren ahondar en su mundo de color.