Nudozurdo
Nudozurdo - ABC
Música

Nudozurdo: «Con este disco queremos ampliar nuestro público»

El grupo madrileño recupera el formato trío y presenta «Voyeur Amateur» en la sala But

Actualizado:

«Voyeur Amateur», el nuevo álbum de Nudozurdo, supone el regreso del combo madrileño al formato trío, y el adiós al dominio absoluto de los sintetizadores de «Rojo es peligro», su disco anterior. En palabras suyas, en este disco, que salió el 24 de marzo y que está producido por Ricky Falkner, se han «dejado los tímpanos en el estudio», así que su directo de este jueves en la sala But promete ser de lo más intenso.

Han rebajado el discurso electrónico, ¿a qué se ha debido este regreso a las guitarras?

Ha sido un proceso natural, no sólo la forma de hacer el disco, sino también la selección de los temas. Al principio nos vimos con demasiadas canciones muy altas de energía, y hemos ido compensando eso con piezas más reposadas, y con la ayuda de nuestro productor Ricky Falkner.

El disco parece resumir todo lo que Nudozurdo ha sido hasta ahora, ¿no es así?

Sí, de hecho Ricky también nos ayudó a descartar temas que se parecían entre sí, temas más oscuros, buscando un equilibrio entre sonoridades. Teníamos un montón de temas que habíamos estado ensayando en el local. Improvisaciones, loops de guitarra, etc... y para buscar ese contraste con el disco anterior, inconscientemente todo nos salía bastante cañero. A lo largo del proceso hemos ido compensando eso pero de forma intuitiva, nada premeditada. De 16 o 17 temas hicimos una criba que ha dejado las 10 que hay en el disco.

El proceso de mezcla también habrá sido fundamental a la hora de lograr ese equilibrio.

Pues ha sido de las mezclas que más rápido han salido. Santos (el mezclador) a lo mejor te dice lo contrario (risas), pero creemos que todo ha sido bastante sencillo.

¿Por qué han cambiado de estudio de grabación?

Sí, esta vez nos hemos ido a Barcelona, a Blind Records, porque queríamos contar con la figura de un productor al estilo formal. Es el estudio donde suele trabajar Ricky, y estamos muy contentos con el resultado porque ha salido lo que queríamos. Por ejemplo, queríamos que en este disco la voz tuviera más protagonismo, y creo que lo hemos conseguido.

Que la voz tenga más protagonismo, ¿puede tener que ver con que las letras de este disco son más explícitas?

Lo hicimos no tanto pensando en las letras, sino en el sonido en sí mismo. Tenemos la sensación de que en nuestros discos anteriores la voz se ha quedado un poco enterrada. No era intencionado, pero sí que queríamos hacer otra cosa distinta con las voces. No que estuvieran en un primerísimo plano, pero sí que estuvieran más presentes.

Creo que empezaron a componer estas canciones nada más publicar su disco anterior, ¿es así?

Sí, fue bastante inmediato después de «Rojo es peligro», nos pusimos los tres juntos a trabajar y la semilla germinó enseguida. La música de las canciones tiene un par de años, pero las letras son un poco más recientes. Las letras me cuesta cada vez más escribirlas. Antes me salían con más fluidez, y ahora es un proceso que me resulta más fastidioso... y lo voy dejando un poco para el final. No sólo por eso, sino también porque cuando hago relecturas entiendo mejor lo que necesitan.

Ha cambiado la forma y el fondo de escribir letras, ¿no?

Puede ser, puede ser. Además, antes creaba canciones de la nada, y ahora soy más de ir guardando cosas, frases que anoto, y las recupero después para ir encajándolas. Eso no lo hacía antes.

¿Cómo han reaccionado los fans al disco? ¿Esperaban una continuidad de la línea electrónica?

Pues no sabría qué decirte, creo que la gente que nos conoce sabe que no íbamos a hacer otro disco igual. De un disco a otro siempre mostramos una evolución. Como grupo somos culos inquietos.

¿Es este un buen disco para descubrir a Nudozurdo?

Creo que sí, porque como decías es un disco que resume un poco todo lo que hemos hecho. En cuanto a producción, creo que también es uno de nuestros trabajos más abiertos a nuevos públicos.

¿Están planeando una conquista internacional?

Pues sí, eso es algo que hemos estado hablando con nuestro sello, y que queremos hacer. Nos apetece mucho salir más por ahí, más por la experiencia que por ganar dinero. Para grupos como el nuestro es complicado viajar al extranjero en términos económicos, y conseguir tener beneficios o incluso no perder dinero supone medirlo todo al milímetro. Pero queremos hacerlo, con una buena planificación.

Nudozurdo es un nombre bastante representativa de la escena independiente nacional, ¿no viven de la música?

Ha habido temporadas en las que hemos tenido otros trabajos, otras en las que nos hemos dedicado en exclusiva al grupo... Pero es complicado. Con la música que hacemos es difícil. Por eso, una de las cosas que queríamos hacer con este disco era abrirnos a más tipos de público, salir de ese punto intermedio en el que siempre nos hemos encontrado.