Los Estanques
Los Estanques - ABC
Música

Los Estanques: «Siempre nos ha atraído el sonido añejo»

La banda afincada en Madrid presenta el 7 de diciembre en El Intruso su nuevo disco «II», un extraordinario desarrollo actual del rock psicodélico-progresivo y el sonido Canterbury

Actualizado:

La propuesta musical de Los Estanques destaca por partida doble, por cualidad y calidad, al tratarse de un jóvenes veinteañeros que apuestan por sonoridades que remiten al llamado sonido Canterbury, al rock progresivo y al rock psicodélico de finales de los sesenta y principios de los setenta, en un sensacional batido de influencias donde se bordan hechuras de bandas como Smash, Pan y Regaliz, Soft Machine, Caravan o Gong con extraordinaria fluidez y verosimilitud. Son cántabros pero ahora se han afincado en la capital, donde se presentarán el próximo 7 de diciembre con un concierto en la sala El Intruso (entradas aquí), en el que interpretarán temas de sus dos álbumes, «Contiene Percal», publicado el pasado mes de julio, y «II», recién editado con el sello The John Colby Sect. Ya tienen casi listo su tecer disco, así que estamos ante una banda realmente prolífica que va a por todas.

¿Cómo empezó el proyecto de Los Estanques?

(Iñigo Bregel, voz, teclado y guitarra) Empezó porque yo grabé un tema solo, en casa. Por otro lado teníamos un grupo que se llamaba Lions in the Purple Shade, con el que tocábamos música negra, y un día nos pusimos a tocar el tema que yo había grabado. La cosa empezó a tomar forma, y después nos encerramos un mes en el estudio casero de Borja (miembro de la formación de «Contiene Percal»), sin los temas hechos ni nada. Allí mismo me puse a componer todas las canciones, y yo mismo grabé todos los instrumentos. Después, Borja y yo hicimos juntos las labores de producción. Componer, interpretar y producir fue todo de la mano.

¿La grabación de «II» fue distinta?

Lo grabé sin Borja, yo solo, ya en mi casa. Del primero al segundo disco hay ciertas diferencias de sonido. Si el primero es más finales de los sesenta, el segundo sería más principios de los setenta.

La definición conceptual del sonido es especialmente importante en un grupo como el suyo, ¿no es así?

Sí, sí. Borja y yo siempre hemos sido unos amantes del sonido añejo, siempre nos ha atraído mucho. Quizá en el primer disco nos pasamos de añejos, pero era lo que se buscaba. Ni siquiera tuvimos que hablarlo, nos conocemos bien y tiramos para adelante con lo que los dos sabíamos que queríamos. Conseguir el sonido del primer disco fue cosa de prueba y error, pero lo difícil fue trabajar con los aparatos retro, el grabador de cinta y la mesa analógica. Hoy en día la gente coge el ratón en el ordenador y edita a golpe de click, pero en nuestro caso era cosa de ir con la cinta, echando para atrás, para adelante, de repente te falla un cabezal y hay que repetir... ese fue el mayor quebradero de cabeza.

El sonido Canterbury está muy presente en su música, ¿se sienten conectados a aquella escena?

Sí, siempre nos ha influido mucho. Nos encanta Soft Machine, Gong, Caravan... Lo tenemos tan integrado que al grabar ni siquiera pensamos en ello como influencia, es lo que nos sale, lo que llevamos en el ADN. Ha sido como escupir todo lo que hemos mamado desde que nos apasiona la música.

Cantan en español, ¿eso lo han tenido siempre claro?

Sí, porque de la música española de los sesenta también hemos bebido mucho. Por ejemplo, el primer disco de Nino Bravo nos parece algo enorme. A veces, cuando escuchaba rock en castellano no veía que se encajaran bien las letras, pero luego fui descubriendo artistas que lo hacían muy bien, y que inspiran mucho. Para mí los mejores en ese sentido fueron CRAG, Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán.

Tocó todos los instrumentos del primer disco, ¿entonces la idea de formar una banda para presentarlo en directo vino después?

Sí, eso llegó después. En ese momento empecé a tirar de amigos músicos, con mis compañeros de mi otro grupo Crayolaser, Fernando y Conti, y con Germán, un guitarrista que fichamos.

¿El grupo Crayolaser sigue existiendo?

Pues no lo queremos decir, puede volver cualquier día. Pero claro, como Los Estanques estamos en Madrid y el bajista de Crayolaser en Santander, pues es complicado. Pero no queremos dejarlo, porque tenemos el quinto disco grabado y es una pena dejarlo ahí.

¿En los directos dejan espacio para la improvisación?

Tenemos un par de temas que se prestan mucho a ello, a desarrollos más largos. Lo venimos haciendo ya. Pero también tenemos otros temas de formato más pop, de estrofa, estribillo y estrofa, donde somos más fieles a la estructura original.

Además de las mencionadas antes, ¿qué otras bandas han sido fundamentales en su aprendizaje musical?

El primero que fue Focus. Después vinieron Genesis, Zappa lógicamente... Y luego muchos músicos clásicos, como Stravinsky, Ravel y Bartók.

¿Les gustaría meter cabeza en el mundo de los festivales de verano, que suelen tender más hacia el pop?

Nos encantaría. Es un poco a lo que hemos venido, por lo que nos hemos mudado a Madrid, para estar más en contacto con la movida y que se nos conozca más. Yo he estudiado música y si no intento dedicarme a la música... Por lo menos tengo que intentar hacerme un nombre para poder tener otros proyectos, o producir a algún grupo...

¿Sienten afinidad con otras bandas españolas actuales?

Afines no... pero hay grupos que están muy bien ahora. Hace cinco años yo había perdido la fe en la música actual, no escuchaba nada más allá de 1975. Pero hay cosas interesantes fuera como King Gizzard & The Lizard Wizard o Mild High Club, que entienden la músicar de otra manera a la mía, pero tienen auténticos temazos. También me gustan mucho Lemon Twigs. A nivel nacional, se me ocurren Alien Tango, que no tienen nada que ver con nosotros pero lo hacen muy bien.

Editan su segundo disco con The John Colby Sect, ¿qué significa este sello dentro de la música actual en España?

Yo tiré de todos mis contactos a ver si a alguien le interesaba el disco, porque quería venir a Madrid con algo ya avanzado en ese sentido. A través del grupo Fogbound contactamos con ellos, y la primera escucha les dejó un poco tocados, ¡jaja! Pero la segunda les flipó, y hemos entrado a formar parte de su proyecto. Lo llevan todo muy bien, y aunque no estoy muy metido en el rollo de la industria y tal, me han dicho que es mejor estar en un sello pequeño que se preocupe por ti, a estar en uno grande donde seas el último mono.

LOS ESTANQUES + SEÑORAS Y BEDELES + GRUPO SORPRESA. Jueves 7 de diciembre en El Intruso a partir de las 20h. Entradas a 10 euros.