Madrid - Plan B

Circo de Hielo: la magia llega a Madrid antes de Navidad

Más de 30 artistas participan en este espectáculo circense que se queda en la capital hasta el 15 de enero

Circo de Hielo: la magia llega a Madrid antes de Navidad

«Imaginen por un momento que el tiempo se hubiera parado, que el gran reloj de la vida se hubiera congelado, que los latidos del tiempo de ese gigantesco corazón se adormecieran bajo el frío manto del hielo. ¿Se creerían si les cuento que existe un maravilloso bosque, un jardín perdido de esculturas de hielo?», así arranca el espectáculo que trae la magia a la capital antes de que llegue la Navidad. El escenario de Puerta del Ángel de la Casa de Campo acoge desde hoy hasta el próximo 4 de enero una singular pista de circo en la que el hielo es el protagonista. El Circo de Hielo, con una puesta de escena nunca vista en Madrid, creará la atmósfera perfecta para que más de 30 artistas, acompañados por el galardonado con un Premio Nacional, Suso Silva, pongan la magia y el alma de estas fechas.

El hilo conductor de esta fascinante historia es la vida de un escultor que talla de mil y una formas diferentes, capaz de realizar las más increíbles y alucinantes obras de arte sobre esa agua congelada. Le llaman el jardinero de hielo y sobre él y su jardín pesa una leyenda. «Cuentan los viejos del pueblo que mientras estaba terminando su obra maestra, un maravilloso y alado ángel de hielo, una parejita de jóvenes muchachos rompió desafortunadamente la preciada obra», explican sus responsanbles. El escultor lanzó su endiablada cólera y creó un hechizo que dejó congelado y petrificado bajo una espesa capa de hielo todo aquello que le rodeaba: árboles, fuentes, hojas, pájaros, incluso dos jóvenes que patinaban en el lago quedaron inertes, adormecidos, congelados...

La terrible maldición del escultor se había hecho realidad. El corazón del jardinero quedó también endurecido perdiendo toda la calidez y amor de antaño. «Cuentan los sabios que, una vez cada 100 años, todas las figuras vuelven a la vida por un corto espacio de tiempo. Que el gran reloj vuelve a martillear y sus manecillas se ponen en movimiento una vez más. Que la vida vuelve a inundar este mágico jardín de hielo», añaden. Es entonces cuando aparece la magia de la mano de una una pequeña patinadora que será capaz de transformar el el frío corazón del escultor en un latido cálido y continuo.

[Consulta las sesiones disponibles y precios aquí]

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios