Cass McCombs
Cass McCombs - ABC
Música

Cass McCombs, el beatnik irresistible

El aclamado artista californiano llega al Teatro Lara para presentar «Mangy Love» dentro del ciclo de conciertos SON Estrella Galicia

Actualizado:

Conserje, cuidador de caballos, camionero, librero... Cass McCombs fue incluso proyeccionista de cine antes de dedicarse profesionalmente a la música, un paso que dio sin el menor deseo de fama y gloria. Cuenta la leyenda que cuando publicó su tercer disco con Domino Records (el quinto de su carrera) en 2011, el sello tuvo que contratar a un detective para que le siguiera y tomara fotos de él para la primera portada en la que salió su rostro, la del álbum «Wit's End». Y aunque probablemente la anécdota sea eso, pura leyenda, seis años después McCombs sigue siendo un tipo que apenas da entrevistas y huye del «establishment» como de la peste.

En 2003 había debutado con la discográfica neoyorquina Monitor Records, lanzando un rompedor EP titulado «Not the way» que llamó la atención del mismísimo John Peel, y el año siguiente lanzó su primer largo «A», que fue descrito por la prensa como «la opera prima de un genio en ciernes». Original, desconcertante por momentos, dotado de un inequívoco espíritu lírico californiano al estilo «beatnik», el estilo de McCombs sedujo a todos los públicos que se fue encontrando a lo largo de más de dos años de gira hasta que su música llegó a oídos de un sello de mayor calibre, el británico 4AD. Bajo su paraguas publicó un «PREfection» (2005) que consolidó su nombre en la escena internacional, y el tropiezo llegó, como casi siempre, con el tercer disco. «Dropping the Writ» (2007) fue su primera entrega tras su flamante fichaje por Domino, pero no tuvo la reacción esperada. Así que Cass se encerró para reinventarse y crear la que muchos consideran su mejor obra hasta la fecha, «Catacombs», un homenaje a su mujer en el que volcó sus sentimientos más personales con desarmante sinceridad.

Tras el éxito de «Catacombs» el californiano cogió la década con carrerilla y el año 2011 fue el más fructífero de su trayectoria, con el lanzamiento de dos LPs repletos de grandes canciones alabadas por la crítica, y que lo llevaron de gira internacional con gran éxito de taquilla. McCombs ya estaba en ese pequeño olimpo de cantautores infalibles cuando salió a la venta «Big Wheel and Others», su disco más equilibrado y accesible (a pesar de tratarse de un álbum doble), y a la sazón el más popular de una discografía única en su especie, ya ampliamente reconocida como una de las más interesantes que ha dado la canción de autor norteamericana del siglo XXI.

Ya consagrado y sin nada que demostrar, en 2015 dio salida a un álbum de rarezas y caras B que hizo las delicias de sus fans más acérrimos («A Folk Set Apart»), para después volver a encerrarse y dar a luz la que es su última colección de canciones, «Mangy Love».

Publicado el pasado verano, el noveno disco de Cass McCombs es el que parece mejor diseñado para el directo, con canciones frescas, divertidas y menos introvertidas de lo habitual, que hacen de su gira española una oportunidad estupenda para disfrutar del arte de un músico que vive su momento más dulce.

El concierto tendrá lugar el jueves 2 de febrero a partir de las 22h. en el Teatro Lara, dentro del ciclo de conciertos SON Estrella Galicia. Entradas anticipadas desde 14 euros.