Aventuras

Nuevo Túnel del viento en Madrid: la sensación de «volar» a 4.000 metros de altura

El centro Windobona abrirá en noviembre las instalaciones que permiten disfrutar la aventura de flotar en el aire

Paloma Granero, instructora de paracaidismo de interior, en el túnel del viento
Paloma Granero, instructora de paracaidismo de interior, en el túnel del viento
S. L. Madrid - Actualizado: Guardado en: Plan B

La sensación de volar es una de las aventuras más atractivas para el ser humano. Pero, el elevado riesgo que suponen actividades como el puenting o el salto en paracaídas desde una avioneta frena el impulso por probar este tipo de emociones. Sin embargo, ¿y si se pudiese «volar» sin riesgo?

Esta es la experiencia que ofrece, a partir de noviembre, la empresa internacional Windobona: un túnel del viento en el que cualquier usuario, a partir de los cuatro años, puede descubrir la emocionante sensación de separar el cuerpo del suelo, flotando en el aire.

Este centro de vuelo, Windobona Indoor Skydiving Madrid, se encuentra ubicado frente al centro comercial Islazul, un espacio accesible en coche y en transporte público (paradas La Peseta o San Francisco de la línea 11 de metro).

Durante toda la experiencia en el túnel del viento, el usuario estará siempre acompañado por un instructor y, mientras su cuerpo flota sobre un colchón de aire, experimentará una sensación de caída libre similar al salto de un avión a 4.000 metros de altura. Una cifra que asusta, sin embargo, en el túnel no se siete vértigo o miedo. Además, está dotado de la mejor tecnología de este mercado, la de ISG (Indoor Skydiving Germany), y de medidas de seguridad altas que garantiza la confianza durante el «vuelo».

Este es el primer túnel del viento de la capital, sin embargo, Windobona ya inauguró, en 2015, el primero en Viena. El éxito que obtuvo motivó a su expansión internacional, de forma que en 2017 tiene previsto abrir otro centro en otra gran capital europea: Berlín.

Esta nueva aventura acerca a el paracaidismo de interior a todo aficionado o deportista que quiera conocerlo de cerca y ejercitar tanto el cuerpo como la mente, puesto que en el túnel del viento se trabajan todos los músculos y mantiene el cerebro activo. La postura que se adopta en el aire tiene beneficios terapéuticos, y la sensación de volar aporta energía positiva y ayuda a desconectar de la rutina y olvidar por unos instantes las preocupaciones diarias.

Paloma Granero, primera instructora española de paracaidismo de interior y con más de diez de experiencia en el sector, dirige este nuevo centro de vuelo de la capital. Granero ha realizado más de 800 saltos, más de 500 horas de vuelo y ha enseñado a alumnos en túneles de viento en diferentes países europeos.

Sobre Windobona

Windobona Indoor Skydiving Madrid es un grupo internacional cuya vocación es dar a conocer a todos los públicos el paracaidismo de interior. Además de contar con un equipo técnico y humano experto en el sector, el centro tiene sus instalaciones de Madrid preparadas para acoger a visitantes de todas las edades, así como a grupos turísticos, y ofrece la posibilidad de organizar eventos corporativos.

Con motivo de su preapertura, Windobona ya ha puesto a disposición del público diferentes experiencias a un precio especial. Todos los packs de vuelo, así como la información adicional sobre la empresa y este deporte pueden consultarse directamente en su web www.windobona.es.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios