Lotería de Navidad 2016

Fechas y números a los que se puede jugar este año en la Lotería de Navidad

En muchas ocasiones, los participantes en el Sorteo Extraordinario compran sus boletos guiándose por cifras que tienen algún significado especial para ellos

Dos carniceros premiados posan con sus boletos
Dos carniceros premiados posan con sus boletos - ABC

Las supersticiones no aseguran la fortuna, pero van inevitablemente ligadas al juego. La preferencia por ciertos número en la Lotería de Navidad son la prueba. Cada año, muchos de los ciudadanos que deciden invertir parte de su dinero comprando boletos en función de sus cifras. Como hemos indicado en este periódico, tras consultar a varias administraciones, los que llevan «2016» ahora mismo están prácticamente agotados. Pero más allá de esa elección, ¿cuáles son las preferencias de la gente que participa en el Sorteo Extraordinario del 22 de diciembre?

«Lo que más piden es el 13», explica María Sánchez, nombre ficticio de una trabajadora en un receptor mixto, un tipo de comercio donde también se vende lotería. Un número tradicionalmente asociado con la mala suerte, esa misma que los participantes en el sorteo desean esquivar. «Otros muy comprados este año son los que tienen terminaciones en 7 y 9, que son las de siempre». Pero más allá de las elegidas por mero gusto, otros clientes seleccionan sus cifras en función de ciertos acontecimientos destacables. Así, Sánchez recuerda «la de la fecha de la boda de los Reyes o cuando se ganó el Mundial de Fútbol». Preguntada sobre si recuerda a algún cliente agraciado por la fortuna gracias a esa técnica, contesta que no. Aunque los jugadores aplican, además, otros criterios.

«La gente también suele coger números que llevaban antiguamente sus padres o sus abuelos, que a lo mejor ya han fallecido», señala. Pero también hay otros casos: «El cumpleaños del primer nieto o el día de su boda son terminaciones que a veces piden. O los que se guían por los recuerdos, que se asocian a las tradiciones. Comprar lotería tiene mucho de tradición».

Sin embargo, los tiempos están cambiando. La aparición de internet ha modificado todo tipo de ámbitos, como la lectura, el periodismo o la forma de ver películas y series, y también ha repercutido en la lotería. Ese medio es el que utiliza la mayoría de la gente joven para adquirir sus boletos, dado que permite no tener que desplazarse hasta las administraciones para conseguirlos. «La gente joven juega mucho a través de internet, les resulta más cómodo, y más que elegir una fecha determinada se guían mucho por la suerte», indica Sánchez.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios