El jefe de la diplomacia saudí, Adel al Yubeir, recibió a Rex Tillerson en Yeda
El jefe de la diplomacia saudí, Adel al Yubeir, recibió a Rex Tillerson en Yeda - EFE

Tillerson no consigue desbloquear la crisis con Qatar tras reunirse con el cuarteto en Yeda

Los cuatro países árabes, adversarios del Gobierno catarí, desconfían del acuerdo entre Doha y Washington contra la financiación del terrorismo

Actualizado:

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, se reunió ayer en Yeda (Arabia Saudí) con sus homólogos del cuarteto anti Qatar, en el marco de una difícil mediación en esta crisis diplomática inédita en el Golfo, abierta el pasado 5 de junio. Sin embargo, no transcendieron los resultados de este encuentro. El jefe de la diplomacia saudí, Adel al Yubeir, despidió al enviado estadounidense en el aeropuerto internacional de Yeda (oeste del país), después de una breve visita al término de la cual Tillerson no hizo declaraciones. La agencia oficial de noticias saudí, SPA, sólo informó de que Tillerson había abandonado el país, sin dar más detalles ni sobre su destino ni sobre un eventual progreso obtenido en las conversaciones. El secretario de Estado había viajado a Doha (Qatar) y Kuwait, principal mediador en la disputa que enfrenta a Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto frente a Qatar por su presunto apoyo a grupos yihadistas y sus vínculos con Irán.

En la víspera, Qatar y Estados Unidos anunciaron en Doha la firma de un acuerdo sobre la «lucha contra la financiación del terrorismo», un intento para responder a los adversarios del Gobierno catarí. Sin embargo, el acuerdo fue considerado «insuficiente» por el cuarteto, que ve con malos ojos los vínculos entre Doha y Teherán, el principal rival regional de Riad.

Consciente de la dificultad de su misión, Tillerson fue recibido ayer por el Rey Salman bin Abdelaziz poco después de su llegada a Yeda y antes de su reunión con los ministros de Exteriores de los cuatro países árabes que han establecido un bloqueo a Qatar. En la reunión, que se celebró en el palacio Al Salam, el monarca saudí y Tillerson hablaron de los esfuerzos en el combate al terrorismo y a su financiación y del desarrollo de la crisis diplomática regional, según una nota de la agencia oficial, SPA. El memorándum de entendimiento contra la financiación del terrorismo, según el Gobierno catarí, no tiene relación con la crisis diplomática desatada por las acusaciones del cuarteto árabe contra Doha por su supuesto apoyo a grupos extremistas.

Previamente, como parte de la misma gira, Tillerson viajó a Kuwait, que busca una fórmula que sea aceptada tanto por Qatar como por el cuarteto, que ha presentado una lista de 13 demandas a Doha para normalizar las relaciones con el emirato «díscolo». EE.UU. ha presionado para que la ruptura se resuelva lo más rápido posible, pues ha advertido de que esta entorpece las operaciones contra el grupo yihadista Daesh.

Ni el Departamento ni las autoridades saudíes o el cuarteto árabe emitieron un comunicado sobre la reunión de Yeda, respecto a la cual Tillerson ya advirtió ayer de que no quería que se generaran «expectativas».