ORIENTE MEDIO

El sultán Qabús bin Said reaparece en el 46 aniversario de la independencia de Omán

El cambio de modelo económico ante la bajada del precio del petróleo y el relevo en la Jefatura del Estado, principales retos

El sultán de Oman, Qabús bin Said, ayer en el desfile militar
El sultán de Oman, Qabús bin Said, ayer en el desfile militar - ABC
ESTEBAN VILLAREJO - villarejo - Actualizado: Guardado en:

El Sultanato de Omán cumplió ayer el 46 aniversario de su independencia con un protagonista, su jefe de Estado, el sultán Qabús bin Said, que desafió los rumores de su mal estado de salud presidiendo, con mando en plaza, el desfile militar que tuvo lugar en Al Sumood in Halban.

Omán es un país musulmán estratégico para la estabilidad del golfo Pérsico, con unas relaciones históricas sólidas con sus vecinos suníes (Arabia Saudí y Yemen) y el chií Irán. Con 3,3 millones de habitantes y un 60 por ciento de la extensión de España (309.000 km cuadrados), el 85 por ciento de su población practica el Islam ibadí, abierto y tolerante con otras religiones. La Navidad se celebra en su capital Mascate, por ejemplo, entre la comunidad cristiana.

Objetivo: no depender del petróleo

Clave para el paso de los petroleros por el Estrecho de Ormuz, el sultán Qabús se mantiene en el poder en Omán desde hace 46 años tras derrocar a su padre en un «golpe» que a posteriori significó la «britanización» de su administración y economía y la toma de medidas más orientadas a la modernidad. Por ejemplo, hasta esa fecha de 1969 las gafas de sol estaban prohibidas en el Sultanato.

Pasada la época de esa «britanidad», el Sultanato de Omán ha venido desarrollando un modelo económico basado en el petróleo (un millón de barriles al día) pero cuya caída de los precios (de 59,3$ a 35$ en el primer semestre de 2016) obliga a redefinir su estrategia a medio plazo como están haciendo todos los países de la zona (Arabia Saudí, Qatar, Emiratos Árabes Unidos...).

Desfile militar en Omán, este viernes en el 46 aniversario de independencia
Desfile militar en Omán, este viernes en el 46 aniversario de independencia- TIMES OF OMAN

Obras públicas, mejora de su servicio de transporte, inversiones en el turismo (su museo nacional es el último orgullo omaní) o en el sector de la defensa (en alguna empresa española han adquirido participaciones) son algunos de los ejemplos del nuevo modelo económico que Omán quiere compatibilizar con un cierto grado de aperturismo político.

La primavera árabe

¿Cómo cambió el movimiento de la Primavera Árabe a Omán? El conato de aquellas revueltas -menores en comparación con los demás países árabes- acabó con la destitución de 20 de los 30 ministros que conformaban el Gobierno del Sultán Qabús bin Said y con medidas económicas como la subida del salario mínimo, el fomento de ayudas al autoempleo y mejoras en servicios sociales e infraestructuras.

También una apertura «democrática», que si bien no puede verse con ojos occidentales como ideal, sí ha evitado la inestabilidad experimentada, algunos con guerras, en otros países árabes. Esa quiere ser la vía omaní.

Otro de sus desafíos venideros es el futuro relevo del Sultán Qabús bin Said quien a sus 76 años, tras 46 años en el poder, tuvo que hacer frente a un tratamiento de ocho meses por cáncer en Alemania en 2015. Dos sobres firmados por él guardan el nombre del sucesor, una designación que prevalecerá si un Consejo de la familia del Sultán no designa previamente a un sucesor por consenso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios