Internacional

Los suizos permitirán que el Estado controle su vida privada para reforzar la seguridad

La iniciativa ha sido aprobada con el respaldo del 66% de los participantes

El minsitro de Interior suizo, Alain Berst (d) y el ministro de Defensa Guy Parmelin
El minsitro de Interior suizo, Alain Berst (d) y el ministro de Defensa Guy Parmelin - EFE
EFE Ginebra - Actualizado: Guardado en:

Los suizos aprobaron este domingo en referéndum incrementar la capacidad de los servicios de inteligencia y de vigilancia del país para controlar la vida privada de los ciudadanos con el fin de reforzar la seguridad y la lucha contra el terrorismo, según varios sondeos.

La iniciativa contó con el respaldo del 66% de los participantes en la consulta, según una encuesta publicada por el diario «Le temps».

Los helvéticos autorizaron a las autoridades a controlar las comunicaciones (pinchar los teléfonos y verificar correos electrónicos) y colocar cámaras o micrófonos, entre otros aspectos, a los sospechosos, siempre con autorización previa doble de las autoridades judiciales y ejecutivas del país.

La ley permitirá vigilar a una persona que haya regresado de un lugar donde haya activistas yihadistas, supuestos espías o grupos armados extranjeros.

A pesar de que la campaña en contra de esta ley argumentaba que puede socavar las libertades civiles de los ciudadanos, la mayoría prefirió aumentar la vigilancia.

Las autoridades helvéticas argumentaron que la ley no va tan lejos como otras que rigen en países más estrictos, como Estados Unidos.

Hasta la fecha, la ley vigente en Suiza prevé que las autoridades solo puedan usar la información que está disponible de forma pública o que hayan obtenido de otros servicios de inteligencia extranjeros.

Los que se oponían también argumentaban que podría socavar la «sacrosanta» neutralidad de Suiza al permitir la cooperación más estrecha con servicios de inteligencia extranjeros.

La nueva ley fue votada el año pasado pero no se ha podido implementar porque los que se oponían a ella lograron convocar este referéndum para revocarla, extremo que no han conseguido.

Por otra parte, los helvéticos también rechazaron este domingo una iniciativa que pretendía reducir el consumo de recursos naturales del país a un máximo que fuera sostenible para proteger el medio ambiente.

Finalmente, también se opusieron a un plan que pretendía aumentar las pensiones de los jubilados, con más del 60% de los votos en ambos casos, según el sondeo de «Le temps».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios