Internacional

El rugido de Flogsta: los universitarios suecos protestan contra Trump

Estos días se han hecho virales algunos vídeos del Flogstavrålet grabados durante la noche del 9 de noviembre

Caretas de Trump
Caretas de Trump - AFP

Se conoce como el «rugido de Flogsta» (Flogstavrålet), una costumbre que se inició allá por los años setenta del siglo pasado en este barrio universitario de Upsala (Suecia), y que consiste en abrir las ventanas y gritar a pleno pulmón todas las noches a las diez.

El grito de Flogsta es una forma de desahogo estudiantil que, según la leyenda urbana, se originó tras el suicidio de un joven universitario hace unos cuarenta años, cuando se acababa de construir el campus de la ciudad. Otros lo atribuyen a un estudiante extranjero que tenía la costumbre de asomarse a la ventana y gritar a medianoche para desahogarse y descargar la tensión acumulada a lo largo del día, hasta que se le indicó que en Suecia no se debe hacer ruido a partir de las diez. La tradición terminó por perderse durante unos años hasta que dos estudiantes la revivieron en 2006 para batir el récord del mundo de gritos. Cerca de mil estudiantes participaron durante ocho minutos hasta alcanzar un nivel de sonido de 106.3 decibelios que resultó insuficiente para entrar en el Guinness pero sirvió para volver a poner de moda esta curiosa forma de expresión.

Estos días se han hecho virales algunos vídeos del Flogstavrålet grabados durante la noche del 9 de noviembre, horas después de conocerse la victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos, cuando, al parecer, el rugido batió todos los récords de participación. «Fue espontáneo. Gente que vive en Flogsta desde hace muchos años nos ha dicho que ha sido el más fuerte y el más largo que jamás ha escuchado», explicó al diario The Local la estudiante Lucie Hildegarda Kulhánková.

Se trata, en fin, de una curiosa forma de protesta que la policía no consigue atajar, ya que resulta complicado localizar a 2.000 estudiantes gritando al mismo tiempo en distintos edificios, y que ya se ha extendido a otras ciudades y campus universitarios como Lund, Linköping y Estocolmo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios