Documento para solicitar ayuda económica para Sanidad
Documento para solicitar ayuda económica para Sanidad - REUTERS

Los republicanos presentan ante el Congreso su plan para derogar la reforma sanitaria de Obama

Quieren sustituir las ayudas basadas en los ingresos por créditos fiscales para adquirir seguro médico en el mercado libre

Actualizado:

El mismo día en que Donald Trump ha firmado su nueva orden ejecutiva para vetar temporalmente la entrada en el país de seis países de mayoría musulmana, la mayoría republicana en la Cámara de Representantes ha desvelado este lunes su propuesta para otra de las promesas estrella del actual presidente durante la campaña electoral: la sustitución del llamado Obamacare por un nuevo sistema para facilitar la cobertura sanitaria de los estadounidenses.

Los republicanos pretenden sustituir las actuales ayudas basadas en el nivel de ingresos, previstas en la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible impulsado por el anterior presidente, por otro en el que sistema de créditos fiscales reembolsables -que oscilaría entre 2.000 y 4.000 dólares al año-, con los que se puedan adquirir seguros médicos en el mercado libre. Además, quieren suprimir otras partes del Obamacare, como los impuestos para personas con altos ingresos o las penalizaciones para quienes no adquirieran la cobertura sanitaria.

El desmantelamiento del Obamacare fue el objetivo de la primera orden ejecutiva firmada por Donald Trump nada más sentarse en el Despacho Oval. En ella ordenaba a las agencias gubernamentales que actuaran para «aliviar las cargas» del sistema sanitario establecido por su antecesor.

El impacto de la reforma, que busca acabar con un modelo que ha permitido que millones de norteamericanos que carecían de seguro médico pudiera acceder a asistencia sanitaria, amenaza con abrir un agrio debate con la oposición.

Incluso entre los propios republicanos no hay unanimidad. De hecho, este mismo lunes cuatro senadores de esta tendencia por Ohio, Virginia Occidental, Colorado y Alaska suscribieron una carta en la que aseguraban que el borrador que ellos habían visto no se protegía adecuadamente a la gente en estados como los suyos, en los que se había extendido las prestaciones gracias a la ley de la era Obama. Otros senadores republicanos habían mostrado sus reticencias anteriormente.