Internacional

Una provincia canadiense garantiza que todos sus ciudadanos ganarán 1.320 dólares al mes

Ontario quiere poner en marcha un proyecto piloto para erradicar la pobreza

Foto de archivo de un mendigo pidiendo dinero en Canadá
Foto de archivo de un mendigo pidiendo dinero en Canadá - REUTERS
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en:

La provincia canadiense de Ontario quiere poner en marcha un proyecto piloto para proveer a sus ciudadanos de un ingreso mínimo de 1.320 dólares (1.236 euros) al mes. El gobierno provincial ya ha confirmado que está celebrando una consulta pública sobre el proyecto, que, según calcula, necesitará una inversión de 25 millones de dólares durante los próximos dos meses. Esto podría reemplazar los pagos de asistencia social administrados por la provincia para personas de 18 a 65 años.

El proyecto ha sido presentado por el exsenador conservador Hugh Segal, quien sugirió que se debería hacer una prueba previa en tres zonas de la provincia: en el norte, en el sur y en las comunidades de indigentes de Ontario. «Las áreas con altos niveles de pobreza deberían ser las elegidas para el proyecto piloto», ha recomendado Segal.

«De hecho, esto está dentro de los límites de la racionalidad: se quiere reactivar el trabajo y la participación dentro de la comunidad. Se pretende dar a la gente seguridad, un suelo, un tope para que no caiga más abajo», ha declarado el exsenador, que defiende su idea con ahínco: «Nosotros hacemos esto con los jubilados sin que más burócratas o funcionarios públicos se inmiscuyan, respetamos su libertad para elegir. Les damos el dinero y ellos deciden qué es lo importante. ¿Por qué deberíamos tratar a las personas en riesgo de pobreza de una forma diferente?». «Lo que Ontario está haciendo es aceptar un proyecto piloto, calcular los costes, barajar los efectos positivos que puede tener en el comportamienro de la población», ha asegurado Segal, quien también ha anunciado que el proyecto arrancará en la primavera de 2017 y que su participaión será voluntaria.

Uno de cada cinco niños vive en la pobreza en Canadá, de acuerdo con los datos ofrecidos por Unicef. A esto hay que añadir que una reciente encuesta, realizada a cerca de 1.500 canadienses, revelaba que dos de tres ciudadanos estaban abiertos a la idea del ingreso básico.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios