Vídeo: Obama: «Trump cambiará sus opiniones cuando escuche a sus asesores» - ATLAS

Obama aconseja a Trump que «¡no decida solo!», tras su guiño a Putin

En su última rueda de prensa como presidente, justifica las sanciones a Rusia: «Viola las leyes internacionales en Crimea y Ucrania»

Dos tercios de los estadounidenses consideran «un éxito» el mandato de su último presidente

CORRESPONSAL EN WASHINGTONActualizado:

Barack Obama dice adiós. Ocho años después de su llegada a la Casa Blanca en medio de una ola de ilusión con pocos precedentes, el todavía presidente de Estados Unidos protagoniza las últimas despedidas. Ayer, a sólo dos días del carpetazo final al mandato, cuando ceda los trastos a Donald Trump bajo la cúpula del Capitolio, el primer mandatario afroamericano que ha regido los destinos del país hablaba por última vez como tal ante los medios de comunicación. En la célebre James S. Brady Briefing Room, la sala de prensa que lleva el nombre de una de las víctimas del atentado contra Ronald Reagan en 1981 (uno de sus asesores, que quedó en silla de ruedas a raíz de las heridas), Obama empleó su habitual tono sutil para lanzar críticas a Donald Trump. En una reflexión vestida de recomendaciones, el presidente aprovechó para recomendarle que «que no se aísle». Una idea que completó con esta frase: «Este (la presidencia de Estados Unidos) es un trabajo de tal magnitud que tiene que apoyarse en buen equipo, y dejarse aconsejar por él».

Para Obama, durante el Gobierno de Putin «se ha incrementado la retórica antiamericana»

El mensaje lanzado por Obama, con el respeto que habitualmente utiliza en sus comentarios sobre los demás, pero con un mayor cuidado aún de no salirse de su papel presidencial, se produce después de la última andanada de su sucesor contra la Alianza Atlántica y la Unión Europea, en un claro guiño que favorece la política exterior de Vladímir Putin. Sobre la primera, que tildó de «obsoleta», llamó a los principales países que la integran a contribuir con el dinero que no aportan. En relación con la UE, auguró que se producirá la salida de más países. Las palabras de Trump a la prensa europea fueron saludadas con agrado por el portavoz del Kremlin.

Con un aroma a punto final a un mandato, Obama reflexionó entonces sobre su intención inicial de mantener siempre una «relación constructiva» con Rusia, y achacó el deterioro a la decisión de Putin de invadir Crimea, y a «la continua interferencia en los asuntos de Ucrania, que viola las leyes internacionales». El presidente saliente fue contundente al justificar la brecha abierta entre ambos países, y ambos mandatarios, lo que llamó «espíritu de Guerra Fría», al añadir que durante el Gobierno de Putin «se ha incrementado también la retórica antiamericana».

Cuestionado sobre el otro gran asunto del día, su firma de la conmutación de la pena a la exmilitar Chelsea Manning, cuestionada por los dirigentes republicanos por tratarse de la mayor de filtración de documentos secretos de la historia del país, Obama se mostró satisfecho y calificó su decisión de «acto de justicia». Para el presidente, Manning «ha cumplido ya una condena (de algo más de tres años), ha sufrido una prisión dura y ha asumido su responsabilidad». Además consideró «desproporcionada» la condena que recibió en su día. Y negó que la decisión fuera un mensaje equivocado que beneficie a quienes atentan contra la seguridad de la nación.

En relación con su final de mandato y su sentimiento personal, tras las preguntas de los periodistas, concluyó su última alocución con unas palabras que reflejan una forma de ser serena y cordial: «No se trata de un drama. Creo que vamos a estar bien. Lo único que es el fin del mundo es el fin del mundo».

Un 60% de aprobación

Barack Obama, el presidente número 44 de Estados Unidos, deja la Casa Blanca con la aprobación de un 60% de los estadounidenses. Un ratio que le sitúa en el cuarto puesto del ranking de los principales mandatarios el país en el siglo XX. Únicamente, Franklin Delano Roseevelt (1933-45), que es el más valorado, con un 66%; Bill Clinton (1993-2001), con un 65%, y Ronald Reagan (1981-89), con un 64%, superan en calificación al presidente que mañana completará sus ocho años de mandato. Por debajo de Obama, aparecen, Dwight D. Eisenhower (1953-61), que se queda en un 59%, y Kennedy, en un 58%, según la encuesta difundida ayer por la cadena ABC y The Washington Post. La valoración global del mandato eleva algo más el porcentaje de respaldo por parte de los sondeados, hasta el 65%, lo que se traduce en que dos de cada tres consideran «un éxito» el mandato de su último presidente.

Un 25% considera a Obama el mejor presidente de la historia de EE.UU., y otro 25% el peor

Las encuestas de los distintos medios son básicamente coincidentes. La que difundió la cadena CNN detalla además que el 25% considera a Obama «el mejor presidente de la historia», una consideración que en el caso de Reagan se reduce al 11%, y en el de Clinton, al 10%. Pero casi el mismo porcentaje, un 23%, valora al presidente saliente como «el peor de la historia», claramente por encima de los otros dos antecesores citados. La polarización que ha generado la figura de Obama en Estados Unidos queda también reflejada en la opinión de los votantes de los dos principales partidos. Para una mayoría de los demócratas, el 54%, ha sido «el mejor». Para el mismo porcentaje de los republicanos, ha sido «el peor presidente».

.