Una mujer y sus dos hijos mueren tiroteados en una estación del norte de Francia

Según los primeros indicios, uno de los agresores podría tratarse del padre de los niños

Actualizado:

Una mujer y sus dos hijos, de 5 y 3 años, murieron este domingo en la estación de Noyon, al norte de París, tiroteados por un hombre que después se suicidó y que era, según los primeros indicios, el padre de los niños, informan medios locales.

Los hechos ocurrieron hacia las 11.30 hora local (09.30 GMT) en los andenes, cuando las víctimas trataban de huir, con la ayuda de un amigo de la familia, de dos personas que disparaban contra ellas, según el diario «Le Parisien».

Uno de los agresores (supuestamente el padre) se suicidó posteriormente, mientras que el otro huyó a pie y es buscado por la Policía.

Las autoridades descartan por el momento que se trate de un atentado y han establecido un perímetro de seguridad en torno a la estación de esta localidad, de unos 13.000 habitantes.

Está previsto que la fiscal de la cercana población de Compiègne ofrezca más detalles dentro de unas horas en rueda de prensa.