Internacional

Metedura de pata del populista Di Maio: «Renzi es como Pinochet en Venezuela»

El primer ministro italiano dice a Merkel que si pierde el referéndum, «me marcho a casa»

Metedura de pata del populista Di Maio: «Renzi es como Pinochet en Venezuela»
ÁNGEL GÓMEZ FUENTES Corresponsal En Roma - Actualizado: Guardado en:

Luigi Di Maio, candidato a «premier» del populista Movimiento 5 Estrellas (M5E) ha comparado a Matteo Renzi con Pinochet, confundiendo Chile con Venezuela. Di Maio, un ignorante que se las da de sabio cuando habla en televisión, ha manifestado que la Italia de Matteo Renzi se parece a la de Pinochet cuando gobernaba en Venezuela. «Renzi ha ocupado con arrogancia la cosa pública, como en los tiempos de Pinochet en Venezuela», ha escrito literalmente el líder del M5E en Facebook.

Tal declaración del candidato premier del Movimiento 5 Estrellas (M5E), Luigi Di Maio, ha provocado toda clase de ironías en Italia y las críticas de muchos observadores por considerar un cierto barbarismo cultural se ha extendió en gran parte de la clase política italiana. Este hecho se está reflejando en el tono disparatado, en el fondo y en la forma, que está adquiriendo la campaña política ante el decisivo referéndum que se celebrará próximamente en Italia, destacando hasta ahora la posición del líder del M5E Di Maio.

Preocupación en las cancillerías europeas

«Angela, si no hago unos presupuestos expansivos, pierdo el referéndum y me marcho a casa». Así, sin rodeos, el primer ministro, Matteo Renzi, pidió a la canciller Angela Merkel la concesión de una mayor flexibilidad hacia Italia en sus cuentas públicas, según cuenta «La Repubblica».

En Washington y en las principales cancillerías europeas hay preocupación por el resultado del referéndum sobre la reforma constitucional que se celebrará en noviembre o primeros de diciembre. Renzi ha explicado a sus colegas europeos que si pierde la consulta sobre su reforma se marcha a casa. Y en Estados Unidos y en Europa nadie quiere un caso Italia después del Brexit.

De ahí que se Renzi haya desencadenado la diplomacia por el «Sí». El presidente Obama ha invitado a Renzi a una cena de gala a la Casa Blanca el 18 de octubre, un honor que el presidente estadounidense no ha tenido en ocho años con ningún líder italiano.

Además, su embajador en Roma, John Philips, ha manifestado que si no se aprueba en referéndum la reforma constitucional, habrá inestabilidad política y las inversiones huirán de Italia. Por su parte, la agencia Fitch prevé un negativo «choque para la economía» con la victoria del «no» a la reforma de Renzi. La intervención del embajador Philips ha causado ira en la oposición por considerar sus declaraciones una injerencia en la política italiana. Ha tenido que salir al paso el presidente de la República, Sergio Mattarella, recordado que «la soberanía es de los electores».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios