Al menos 30 muertos en Irán tras un terremoto en la frontera con Irak

El seísmo, de 7,3 grados en la escala de Richter, sacudió la ciudad iraní de Ghasr Shirin, en la provincia occidental de Kermanshah

Actualizado:

Al menos una treintena de personas han muerto y 200 han resultado heridas en la ciudad iraní de Ghasr Shirin, en la provincia occidental de Kermanshah, a causa del terremoto de 7,3 grados en la escala de Richter que sacudió la frontera con Irak.

La última cifra de víctimas fue ofrecida por el subdirector de la Organización de Gestión de Crisis de Irán, Morteza Akbarpur, citado por la televisión estatal.

Con anterioridad, el gobernador de Ghasr Shirin, Faramarz Akbarí, y el director de los Servicios de Emergencia de Irán, Pir Hosein Kolivand, informaron de que tenían confirmados dos fallecidos.

Kolivand, citado por la agencia ISNA, descartó la posibilidad de que se hayan registrado víctimas en otras provincias del país sacudidas por las réplicas del seísmo.

Hasta ahora es difícil cuantificar los daños en las poblaciones de Kermanshah afectadas debido a que tanto las comunicaciones telefónicas como el sistema eléctrico han sufrido cortes, según los responsables iraníes.

Los habitantes de Ghasr Shirin han salido a la calle ante el temor de que se derrumben los edificios y al lugar se han desplazado numerosas ambulancias.

El Centro Sismológico de Irán, dependiente de la Universidad de Teherán, informó de un terremoto de 7,3 grados en la escala de Richter y a 11 kilómetros de profundidad en la localidad de Azgale, también en Kermanshah y próxima a Ghasr Shirin.

Numerosas réplicas, algunas de hasta 4,5 grados, se sintieron en varias provincias iraníes, incluida la capital Teherán.

La organización de gestión de crisis del Ayuntamiento de Teherán pidió a la población tranquilidad y aseguró que los órganos de seguridad y los servicios sanitarios están en alerta.

Por su parte, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) indicó que el epicentro del terremoto se produjo a las 18.18 GMT cerca de la ciudad iraquí de Halabya, cercana a Irán, y a una profundidad de 33,9 kilómetros.

Irán tiene una gran actividad sísmica. El terremoto más grave hasta la fecha se produjo en junio de 1990, cuando perdieron la vida 37.000 personas en varios pueblos del norte del país.