Internacional

Más de siete años de cárcel para el exdirector de la inteligencia colombiana por el caso de las «chuzadas»

El exdirector del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), Jorge Noguera ha sido condenado por supervisar escuchas ilegales realizadas por los servicios secretos colombianos

El exdirector del Departamento Administrativo de Seguridad, Jorge Noguera
El exdirector del Departamento Administrativo de Seguridad, Jorge Noguera
EP - Actualizado: Guardado en: Internacional

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ha condenado este lunes a más de siete años de cárcel al exdirector del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) Jorge Noguera por el caso de las «chuzadas», las escuchas ilegales realizadas por los servicios secretos colombianos.

El tribunal ha indicado que Noguera fue responsable de las «chuzadas» y de los seguimientos ilegales del DAS entre 2002 y 2005, afirmando además que pedirá que se contemple investigar al expresidente Álvaro Uribe en el marco del caso.

Asimismo, ha indicado que las pruebas de la Fiscalía -que afirmó que las escuchas ilegales se realizaron bajo la supervisión de Noguera- son suficientes para demostrar su responsabilidad, según ha recogido el diario local 'El Espectador'.

El tribunal ha resaltado que Noguera «dirigió y encabezó una organización criminal conformada por miembros de ese organismo -en referencia al DAS- en marzo de 2003, la cual bajo la apariencia de adelantar labores de inteligencia estratégica, interceptó comunicaciones privadas con los equipos de la entidad y llevó a cabo seguimientos pasivos y patrimoniales, por fuera de la ley».

En este sentido, ha indicado que «es evidente que tales seguimientos se solicitaban y realizaban de manera arbitraria e injusta con abuso de las funciones de los servidores del DAS, pues no obedecían a motivación alguna que justificaran la intromisión indebida al derecho a la intimidad de personas y organizaciones».

En respuesta, Uribe ha afirmado que Noguera no ha asistido al juicio argumentando que «expresó que lo hacía por desconfianza en la justicia». «No tuvo defensa técnica y le nombraron varios defensores de oficio», ha añadido en un comunicado.

El exmandatario ha asegurado que se enteró a través de los medios de comunicación de que José Miguel Narváez, quien fuera subdirector del DAS, «afirma que las interceptaciones hacían parte de la Seguridad Democrática, política emanada de la Presidencia».

«Mi orden general era actuar contra la criminalidad y de acuerdo con la ley», ha argumentado, recalcando que «interceptar en contra de la ley y por razones políticas es ajeno a mi manera de ser». «Acostumbro proceder de frente y sin trampa», ha remachado.

Toda la actualidad en portada

comentarios