Antonio Ledezma, en la presentación en Madrid de la plataforma «Soy Venezuela»
Antonio Ledezma, en la presentación en Madrid de la plataforma «Soy Venezuela» - ISABEL PERMUY

Ledezma pide a Trump que «castigue» al chavismo con más sanciones

En una carta al presidente estadounidense, el líder opositor venezolano se desmarca de muchos de sus colegas, que ponen reparos a las sanciones

MADRIDActualizado:

Pocas veces desde la oposición venezolana se ha pedido con tanta vehemencia a Estados Unidos que imponga sanciones contra el chavismo como en la carta que la plataforma Soy Venezuela acaba de enviar a Donald Trump.

La carta la ha impulsado el líder opositor Antonio Ledezma, quien tras su fuga a España se encuentra estos días en Washington. La firman también María Corina Machado, cuyas labores opositoras en Venezuela vienen siendo limitadas por el Gobierno, y el exembajador ante la ONU Diego Arria. Los tres encabezan Soy Venezuela, la nueva plataforma presentada por Ledezma la semana pasada en Madrid.

La misiva califica abiertamente al Gobierno de Nicolás Maduro de «tiranía narco-militar» y asegura que esta se encuentra «bajo el control del régimen cubano y bajo la creciente influencia militar y económica de Rusia y China». Por ello, los firmantes agradecen a Trump su «firme y clara postura», manifestada en las sanciones contra altos funcionarios venezolanos aplicadas hasta ahora. «Son muy importantes y esperamos que todas las agencias de Estados Unidos y la comunidad internacional continúen castigando a los muchos otros que deben rendir cuentas por sus abusos».

Desde la Casa Blanca y el Departamento de Estado se ha manifestado privadamente en ocasiones que EE.UU. no iba más lejos en sus sanciones en parte porque diversos dirigentes venezolanos les hacían llegar sus reparos a esa política. Soy Venezuela trata ahora de contrarrestar esa actuación opositora, presentándose como la voz venezolana libre de cualquier compromiso oculto con Maduro.

Ledezma, Machado y Arria advierten que EE.UU. tiene que ser muy consciente de la amenaza que para su seguridad y la de la región supone la deriva de Venezuela, e indican que Trump está demostrando conocer ese riesgo. «Sabemos que usted entiende», dicen dirigiéndose al presidente estadounidense, «cuán serio y peligroso es tener un narcoestado en la región. Venezuela no es una isla; su posición geográfica y sus vastos recursos naturales la convierten en una amenaza mucho más seria de lo que Cuba fue y es hoy en día».