Internacional

Italia, el país de los referéndums

Celebra uno de cada cuatro de los convocados por los miembros de la Unión Europea. En un tercio de ellos votó «no». El domingo decide una reforma constitucional

LUIS CANO - lcsantacruz - Actualizado: Guardado en:

Italia es, con mucha diferencia, el país de la Unión Europea que ha celebrado un mayor número de referéndums. Uno de cada cuatro consultas directas en la UE ha sido italiana. El próximo domingo celebrará otro para autorizar la reforma Constitucional que pretende romper su sistema bicameral perfecto, rebajando el poder del Senado frente al Congreso. Una reforma de enorme calado, cuyo resultado tendrá, a su vez, la lectura de un plebiscito sobre el primer ministro, Matteo Renzi, y que ha despertado la inquietud en el continente por la posible inestabilidad política.

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Italia ha celebrado 70 referéndums, 71 contando el del 4 de diciembre, según el recuento del Centre for Research on Direct Democracy (C2D), con sede en Suiza, país que ha celebrado 661 consultas directas. Ningún país de la Unión Europea ha celebrado tantos durante todo su periodo democrático, diferente según cada país. El segundo, Irlanda, ha celebrado menos de la mitad, 34; el último, el año pasado, para decir sí a las parejas del mismo sexo. En el tercer puesto empatan, con 22, Dinamarca y Eslovenia; aunque este último celebra casi uno por año desde su independencia de Yugoslavia, en 1991.

La media de la Unión Europea está en 11 referéndums. España, con tres, está a la cola. En los tres se voto «sí»: a la Constitución Española (1978), a la permanencia en la OTAN (1986) y a la Constitución de la UE (2005). Hay miembros con menos. Países Bajos solo convocó uno, en 2005, en el que los holandeses dijeron «no» a la Constitución Europea y cerraron la puerta definitivamente al tratado tras el «no» en la consulta francesa.

Bélgica, también con uno, es el país que hace más tiempo que no convoca un referéndum. El último fue en 1950 para autorizar el regreso de Leopoldo III como rey de los belgas. La República Checa también ha convocado solo uno, en 2003, para autorizar su entrada en la UE. Alemania es el único país de la UE que no ha consultado directamente a sus ciudadanos desde la Segunda Guerra Mundial, ni como país unificado ni antes en la República Federal.

Reformas constitucionales

Italia, no obstante, ha rebajado el ritmo de convocatorias de referéndums en los últimos años. En la década de los 90 hizo 32 consultas; entre 2000 y 2009, 19; pero desde entonces solo ha llevado a las urnas a los italianos para una consulta directa una vez, en 2011. Entonces dijeron «sí» a abolir, entre otras cuestiones, el plan de construcción de nuevas centrales nucleares y la privatización parcial del suministro de agua.

Solo en la tercera parte de los referéndums en Italia ha vencido el «sí» en la república actual. De las 19 consultas en la primera década del siglo XXI, en 17 ocasiones ganó el «no», bien por recoger el mayor número de votos o bien por no concurrir el número suficiente de votantes para dar validez al resultado. Así, no salió adelante la reforma electoral en 2009; ni la reforma constitucional de Berlusconi en 2006, que incluía mayores poderes para el primer ministro, reducción del número de miembros del Congreso y del Senado, y una mayor descentralización.

La reforma constitucional vetada en 2006 pretendía ahondar en la regionalización aprobarada en 2001, después de un referéndum consultivo con un «sí» mayoritario, aunque con solo el 34% de participación. En aquella ocasión, los italianos dieron su beneplácito a la modificación del Título V de la Constitución, en lo que supuso la primera alteración tras una consulta directa del texto que entró en vigor el 1 de enero de 1948, aprobado por los italianos, a su vez, en un referéndum. El domingo se conocerá si la Constitución tendrá una nueva modificación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios