Internacional

Investigan un posible ataque con armas químicas de Daesh contra fuerzas iraquíes y estadounidenses

Una de las fuentes ha explicado que el agente utilizado tenía «poca pureza» y había sido «mal convertido en arma», mientras que otra ha apuntado que se trató de una acción «ineficaz»

Investigan un posible ataque con armas químicas de  Daesh contra fuerzas iraquíes y estadounidenses
Agencias Washington - Actualizado: Guardado en:

Milicianos del autodenominado Estado Islámico habrían atacado con gas mostaza una base aérea de Irak en la que operan fuerzas iraquíes y estadounidenses. El capitán Jeff Davis, portavoz del Pentágono, explicó a los medios locales que han encontrado restos de gas mostaza en los primeros análisis del proyectil.

El ataque consistió en el lanzamiento de un cohete o proyectil de artillería y no tuvo consecuencias para los militares de la base de Qayarrah, en el norte de Irak. Una de las fuentes ha explicado que el agente utilizado tenía «poca pureza» y había sido «mal convertido en arma», mientras que otra ha apuntado que se trató de una acción «ineficaz».

Ningún militar mostró síntomas por posible contaminación, pero se realizaron pruebas específicas tras el ataque al localizar una sustancia sospechosa. Una de las dos pruebas dio positivo y el posible químico está ya en manos de un laboratorio para un análisis más preciso, informa CNN.

Las autoridades de Estados Unidos cuentan con que Daesh pueda recurrir a las armas químicas para frenar la inminente ofensiva sobre la ciudad de Mosul, que podría culminar antes de finales de año. La organización terrorista ya habría utilizado en anteriores ocasiones gas mostaza, una sustancia relativamente fácil de producir.

Victoria sobre Daesh

La base aérea de Qayarrah estuvo en manos del grupo yihadista entre 2014 y julio de 2016, cuando fue reconquistada por el Ejército iraquí con el apoyo de la aviación estadounidense y otros países de la coalición. Ahora es uno de los centros operativos de la coalición desde donde se prepara la ofensiva sobre Mosul, la segunda ciudad de Irak y bastión del grupo terrorista en el país.

«Este ataque no ha afectado a nuestra misión de ninguna manera, ni hemos cambiado nuestra estrategia de seguridad en el área de Qayarrah», agregó el portavoz del Pentágono.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios