Internacional

El Gobierno sirio y los rebeldes acuerdan un alto el fuego en Homs

La tregua, la tercera en menos de un mes en el país, se pactó en Egipto con mediación rusa

vista aerea de Raqqa el pasado 28 de julio
vista aerea de Raqqa el pasado 28 de julio - AFP

La provincia occidental siria de Homs se incluyó ayer en una nueva zona de «desescalada» militar en el conflicto, con una tregua acordada por facciones de la oposición siria y Rusia, aliado militar de Damasco. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), no se registraron incidentes en las primeras horas del alto el fuego, que comenzó ayer a las 12 del mediodía hora local (11.00 en España) en el norte de la provincia de Homs, donde se vivió ayer una «calma aparente».

«Representantes de Defensa y de la “oposición” mantuvieron el 31 de julio una nueva ronda de negociaciones en El Cairo (Egipto). En ese encuentro se lograron acuerdos sobre el funcionamiento de la tercera zona de desescalada, al norte de la ciudad de Homs», anunció ayer el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, en declaraciones a la televisión estatal «Rossiya 24 TV». Rebeldes y fuerzas del Ejército sirio, apoyadas por militares rusos y milicias iraníes, «cesarán por completo el fuego», puntualizó Konashenkov. Al cierre de esta edición, las fuerzas del presidente Bashar al Assad todavía no se habían pronunciado al respecto.

El Ejército ruso será el principal responsable de «separar las partes en conflicto, para supervisar el alto el fuego y garantizar la entrega de los convoyes humanitarios, así como la evacuación de enfermos y heridos», señaló el portavoz.

Bajo control del Gobierno

Esta nueva zona de desescalada en el conflicto, la tercera de las acordadas tras las negociaciones de Astaná y ya aplicadas en el suroeste del país y en Guta oriental (cerca de Damasco), cubre hasta 84 localidades al norte de la ciudad de Homs, con una población de más de 147.000 habitantes. Una vez bastión de la rebelión contra Al Assad, hoy día la mayor parte de la provincia está bajo control de las fuerzas gubernamentales, a excepción de una zona al norte de la ciudad y donde se aplicará la tregua.

Entre las ciudades incluidas en el alto al fuego están Rastán, Talbissé y Al Houla, bajo control rebelde desde 2012 y que, según informes del OSDH, han sido objeto de bombardeos de fuerzas del Ejército Sirio recientemente.

Grupos yihadistas como el Frente Fateh al-Shams (antiguo Frente Al Nusra y filial de Al Qaida) o Daesh, cuyos milicianos operan al este de la ciudad de Homs, quedan excluidos de la tregua.

Para asegurar el cumplimiento del alto al fuego y la entrega de ayuda humanitaria, Moscú desplegará a su Policía militar en cinco nuevos puestos de control y vigilancia a lo largo del frente.

La aplicación de cuatro «zonas seguras» y cese de hostilidades fue uno de los pasos acordados el pasado mayo en Astaná entre Rusia, Irán y Turquía para intentar acabar con un conflicto que entra ya en su séptimo año y que se ha cobrado entre 320.000 y 450.000 víctimas. Una cuarta zona de desescalada será acordada en Idlib, donde tras la caída de Alepo se concentran los últimos bastiones de las fuerzas rebeldes, así como grupos de terroristas.

Toda la actualidad en portada

comentarios