Internacional

La Fiscalía solicita juzgar a Sarkozy por la «financiación ilegal» de su campaña en 2012

El escándalo puede influir en la campaña de las elecciones primarias de Los Republicanos de finales de noviembre

Nicolas Sarkozy abandona su cuartel electoral en París este lunes
Nicolas Sarkozy abandona su cuartel electoral en París este lunes - Reuters
JUAN PEDRO QUIÑONERO - jpquinonero Corresponsal En París - Actualizado: Guardado en:

El fiscal del Tribunal de París desea procesar a Nicolas Sarkozy, ex presidente de la República, por presunto delito de «financiación ilegal» de la campaña presidencial de 2012. La Fiscalía ha transmitido a los jueces de instrucción sus conclusiones previas, pidiendo el procesamiento de catorce personas relacionadas con la financiación de la última campaña presidencial.

Los jueces instructores podrán seguir o descartar la petición del fiscal. Pero el escándalo parece llamado a influir en la campaña de las elecciones primarias de Los Republicanos (LR partido conservador) de finales de noviembre.

La petición del fiscal relanza el escándalo Bygmalion, que provocó el hundimiento y cierre por derribo de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), el antiguo partido de Sarkozy, víctima de un escándalo de facturas falsas.

Bygmalion fue una empresa creada en 2008 con el fin expreso de organizar las campañas electorales de la UMP, el partido conservador de la época. Bygmalion organizó, en particular, la campaña presidencial de Sarkozy de 2012. Dos años más tarde, tras las elecciones europeas de 2014, se descubrió que la empresa había «producido» muchas facturas falsas para encubrir los gastos de una parte sustancial de la campaña presidencial de Sarkozy.

Nadie sospecha enriquecimiento o lucro personal de nadie. Por el contrario, la Fiscalía sospecha y acusa de otro tipo de delitos: unos gastos excesivos e incompatibles con la legalidad en materia de financiación de campañas electorales.

Por encima del techo legal

El fiscal sospecha que Bygmalion «produjo» muchas facturas para justificar en nombre de la UMP los gastos de la campaña personal de Sarkozy, por encima del techo legal.

Sarkozy decidió personalmente enterrar la UMP y crear un partido de nuevo cuño, Los Republicanos, con el fin de cortar la relación escandalosa entre la UMP y una empresa perseguida por las cacerolas de un escándalo mayúsculo, Bygmalion. El fiscal de París desea juzgar a Sarkozy por los presuntos delitos relacionados con ese rosario de escándalos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios