Internacional

Emiratos Árabes estaría detrás del «hackeo» que desencadenó el bloqueo diplomático a Qatar

Oficiales de la inteligencia estadounidense, citados por el Washington Post, apuntan al país árabe como organizador de una falsa filtración de presuntas declaraciones falsas del emir de Qatar a favor de Irán

El secretario de estado de EE.UU, Rex Tillerson se reunió con el emir de Qatar, para intentar desbloquear la crisis diplomática del golfo Pérsico
El secretario de estado de EE.UU, Rex Tillerson se reunió con el emir de Qatar, para intentar desbloquear la crisis diplomática del golfo Pérsico - EFE
A. Alamillos El Cairo - Actualizado: Guardado en: Internacional

El Gobierno de Emiratos Árabes Unidos habría urdido el ataque informático contra la agencia de noticias nacional qatarí -que publicó unas declaraciones falsas del emir- y que terminó por desencadenar el bloqueo diplomático de cinco países árabes contra el pequeño emirato del Golfo, según informa el diario estadounidense The Washington Post, citando oficiales de inteligencia de EE.UU.

El germen de la peor crisis diplomática en el Golfo en los últimos años fue la publicación el 24 de mayo pasado en la agencia de noticias gubernamental QNA de unas presuntas declaraciones del emir Tamin bin Hamad al Zani, en las que recelaba del líder estadounidense Donald Trump, mostraba su apoyo a organizaciones como Hamás o animaba a unas mejor a unas mejores relaciones de los países árabes con Irán, «un poder islámico y gran potencia en la estabilización de la región». Qatar denunció el ataque informático y la falsedad de las presuntas declaraciones del emir, que fueron replicadas en los medios de los países árabes vecinos. Apenas un día después, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Bahréin y Arabia Saudí bloquearon la retransmisión y el acceso a más de una veintena de webs de noticias de medios qataríes, entre ellos Al Jazeera.

Las incendiarias presuntas declaraciones del emir Al Zani, en un contexto en el que la rivalidad religiosa entre suníes y chiíes se exacerba en el conflicto político regional entre Arabia Saudí e Irán y donde la política de exteriores qatarí ya era mirada con sospecha, fueron tomadas como la excusa final para que Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Arabia Saudí anunciaran el bloqueo diplomático contra Qatar. Tras cerrar a principios de junio sus fronteras y espacio aéreo a qataríes, el cuarteto árabe presentó a finales de mes una lista de exigencias a Qatar, desde el cese de apoyo a organizaciones como Hamás o Hermanos Musulmanes al enfriamiento de sus relaciones con Teherán, pasando por el cierre de Al Jazeera.

Qatar rechazó el ultimátum, negándose a negociar bajo las condiciones del bloqueo. Más de un mes después, y pese a la mediación tanto de Kuwait como de Estados Unidos, cuyo secretario de Estado Rex Tillerson viajó a principios de julio al emirato del Golfo, el conflicto amenaza con estancarse. «Encontrar una solución definitiva (al rifirrafe diplomático) puede tomar bastante tiempo», señaló Tillerson la pasada semana, quien admitió la dificultad de las negociaciones ante la firmeza de las posturas de los países rivales.

El fiscal general de Qatar, Alí bin Fetais al Marri, ya había anunciado en junio que Arabia Saudí y sus aliados fueron los responsables del ataque informático contra QNA, una acusación que parece corroborada ahora con la información que cita el diario estadounidense. Según señalan las fuentes de la inteligencia estadounidense al WaPo, altos cargos emiratíes habrían discutido el hackeo informático sobre la agencia QNA el 24 de mayo. A principios de junio, medios como la CNN o Telegraph, citando al FBI, habían apuntado a «hackers freelance rusos» como autores materiales del ataque.

La representación diplomática de Emiratos Árabes en EE.UU. se ha apresurado a negar la información publicada por el rotativo: «EAU no ha desempeñado papel de ningún tipo en el 'hackeo' descrito en el artículo», ha señalado el embajador Yusuf Al Otaiba.

Toda la actualidad en portada

comentarios