La Policía investiga una mochila sospechosa en San Bernardino, California, cerca del tiroteo
La Policía investiga una mochila sospechosa en San Bernardino, California, cerca del tiroteo - AFP

EE.UU. ha registrado más de 350 tiroteos masivos en lo que va de 2015

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha lamentando en varias ocasiones esta violencia se haya convertido en una «rutina»

WASHINGTONActualizado:

Estados Unidos ha registrado más de un tiroteo masivo al día en lo que va de 2015, con un total de 350 incidentes en los que, al menos, cuatro personas han recibido un disparo —no necesariamente mortal—, frente a los 337 días que ha tenido hasta el momento este año.

Estos datos son recopilados por el agregador de noticias «GunsAreCool», que rastrea la violencia armada en el país norteamericano. Sin embargo, el último incidente registrado data del 27 de noviembre, por lo que no incluye sucesos como el ocurrido este miércoles en California.

Este último episodio violento ha sido protagonizado por tres personas armadas que han accedido a un centro de atención a discapacitados de la localidad de San Bernardino, en California, y han iniciado un tiroteo que se ha saldado con, al menos, 14 personas fallecidas y 17 heridas. Todavía se desconocen las causas del ataque.

El pasado viernes tuvo lugar otro tiroteo masivo en una clínica de abortos de la ciudad estadounidense de Colorado Spring, en el estado de Colorado, que dejó un agente de Policía y dos civiles muertos, además de nueve heridos.

Este mismo año nueve personas murieron y otras siete resultaron heridas en un tiroteo registrado en el campus del Umpqua Community College, en el suroeste del estado norteamericano de Oregón.

Otro trágico suceso en 2015 fue el tiroteo entre grupos moteros rivales en un restaurante de la localidad de Waco (Texas), en el que murieron nueve personas. Un total de 192 personas fueron detenidos por estos hechos.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha lamentando en varias ocasiones que Estados Unidos sea «la única nación avanzada» donde tiroteos como estos se han convertido en una «rutina». Por ello, ha insistido en la necesidad de garantizar un mayor control sobre la venta de armas.