Jörg Meuthen (d) y Alexander Gauland, elegidos presidente y copresidente de Alternativa para Alemania (AfD), este sábado en Hannover
Jörg Meuthen (d) y Alexander Gauland, elegidos presidente y copresidente de Alternativa para Alemania (AfD), este sábado en Hannover - Efe

Los divididos ultras alemanes eligen al líder que menos asusta, Jörg Meuthen

El partido AfD clausura un congreso plagado de intrigas este domingo en Hannover

Corresponsal en BerlínActualizado:

El partido anti europeo y anti extranjeros Alternativa para Alemania (AfD) reeligió este sábado para su presidencia a Jörg Meuthen, único candidato al cargo. Meuthen se hizo con el 72% de los votos en el congreso que la formación política celebraba en Hannover y un 24% de los 516 delegados votó en contra, tras una tarde de intrigas en la que se presentaron y volvieron a retirar varias candidaturas. El ala más dura del partido, la que con más gusto coquetea con el neonazismo, amagó con hacerse con la dirección para constatar que no tiene fuerza suficiente para ello. Como copresidente fue elegido Alexander Gauland, con el 67,8%, como compromiso entre las facciones.

Björn Höcke, sobe el que pesa una orden de expulsión de la formación política que se ha negado a acatar, emitida como consecuencia de unas declaraciones en las que dijo que el monumento al Holocausto de Berlín era una «vergüenza», realizó una votación de prueba que puso de manifiesto que, aunque muchos en el partido desean que se quede, la formación da prioridad a mantener un perfil de partido homologable con vistas a las elecciones de 2021, en cuya estrategia ha comenzado ya a trabajar la directiva. Meuthen, como eurodiputado, no ha hecho un trabajo satisfactorio, pero ha mantenido un perfil bajo, alejado del desgaste diario de la política nacional, y no es percibido como amenaza para ninguna de las familias del partido.

«El motivo por el que Meuthen vuelve a ser reelegido es también que las diversas familias que forman AfD no logran ponerse de acuerdo sobre sus respectivos candidatos, por lo que el partido está bloqueado y se queda como está, pero Meuthen está recibiendo muchas críticas y no cuenta con el respaldo que refleja ese porcentaje», aclaraba el sábado por la noche la politóloga de la Sociedad Dumont Kordula Doerfler, «es un todos contra todos en el que es imposible avanzar».

Antes de la votación, tuvieron lugar varias escaramuzas y negociaciones secretas entra las facciones dirigidas por el líder del partido en Berlín, el ex oficial del Estado Mayor Georg Pazderski, el cocandidato electoral Alexander Gauland y la tercera en discordia, Doris zu Sayn-Wittgenstein, todos ellos mucho más a la derecha que el elegido presidente. Meuthen, por su parte, se quejó amargamente desde la tribuna de campañas mediáticas en su contra y de que muchos en el partido hablen de él como de un «filisteo». «Yo soy conservador hasta la médula», dijo, arrancando el único aplauso unánime de la jornada. Tras su elección, el partido decidió que sería designada en una votación aparte una copresidencia.

Disturbios con heridos

Y mientras avanzaba a trompicones el congreso que será clausurado este domingo, en las calles de la misma ciudad más de 6.000 manifestantes marcharon bajo el lema «Nuestra Hannover, mixta y solidaria», en actos de protesta «contra el populismo de derecha» que derivaron en disturbios y varios heridos, al intentar las fuerzas del orden poner fin a sentadas que bloqueaban las vías de acceso al centro de convenciones. La Policía disparó agua a presión para dispersar a los manifestantes y detuvo a diez personas.