Internacional

Cameron deja el Parlamento para no ser una «distracción» para May

Pese a los elogios mutuos existen roces, porque su sucesora ha desmontado parte de su política

El ex primer ministro británico, David Cameron, acompañado de su esposa
El ex primer ministro británico, David Cameron, acompañado de su esposa - REUTERS
LUIS VENTOSO Corresponsal En Londres - Actualizado: Guardado en:

David Cameron, que el próximo mes cumplirá 50 años, ha decidido dejar el Parlamento, pese a que había asegurado que continuaría como diputado de base por su circunscripción de Oxfordshire hasta 2020. Alega que no quiere suponer «una distracción» frente a la tarea de Gobierno de Theresa May, a la que ha elogiado: «Ha tenido un arranque rompedor». Ella también se declaró «orgullosa» de haber servido seis años bajo su mando como ministra del Interior. Pero pese a la máscara de las buenas formas, tan inglesa, algo se había roto entre ambos. May debutó en el poder con una purga de ilustres ministros cameronistas, echando incluso a su mano derecha, George Osborne, y ha emprendido una política social y económica diferente.

Cameron era diputado desde 2001 por Witney y West Oxfordshire, una cómoda circunscripción conservadora, de 80.000 habitantes, donde ahora habrá elecciones anticipadas. Sus planes de futuro se han ido desmoronando uno tras otro. Tras perder el referéndum, primero dijo que aguantaría en el cargo hasta octubre, claramente con la intención de pulir su legado. Pero el 13 de julio hubo de dejar con apremio el Número 10. Ahora, tras «una dura reflexión durante el verano», tampoco mantendrá su proyecto de continuar en el Parlamento hasta 2020: «Las circunstancias de mi renuncia como primer ministro y la realidad de la política moderna me hacen muy difícil continuar como diputado sin riesgo de convertirme en una distracción para las importantes decisiones que tienen que tomar mi sucesora y el Gobierno».

En su adiós a la política –«obviamente tengo que empezar a construir una vida fuera de Westminster»-, fue elogiado por May, pero un tanto ritualmente. Cameron recordó que en cada día de su mandato se crearon mil empleos. De poco le servirá cuando se escriba su biografía, porque quedará en la historia como el líder que provocó la salida de su país de la UE con un referéndum temerario. La cadena de televisión ITV le preguntó por ello: «Sí, estoy seguro que seré recordado por mantener la promesa del referéndum cuando mucha gente pensó que no lo haría. Pero espero que se mire más allá. En mi etapa creamos una economía fuerte, con mil empleos diarios más, e hicimos reformas sociales importantes. El Partido Conservador pasó de estar en una calma chicha y ser vapuleado [en las urnas] a convertirse en una fuerza moderna y ganadora».

Diferencias con May

Significativamente, ha anunciado su retirada el mismo día que su sucesora llevaba al Parlamento su plan para reinstaurar las escuelas selectivas (grammar schools), prohibidas por una ley de Blair en 1998. Durante su mandato, Cameron siempre las rechazó como un paso atrás. Además, May ha arrinconado a muchos cameronistas, a los que su gente moteja despectivamente como «el clan de Notting Hill». Salvo alguna excepción como Boris Johnson, los tories de May son más de clase media y más derechistas; menos patricios de Eton y menos liberales en lo social.

May ha desmontado parte de la política económica anterior, renunciando al objetivo de superávit y parando una anunciada rebaja del impuesto de sociedades. También ha empañado la relación especial con China que querían construir Cameron y Osborne, al frenar por motivos de seguridad una central nuclear en Inglaterra con gran peso del capital asiático. Pero sobre todo los separa Europa. El primer ministro saliente se marchó recomendando una relación con la UE «lo más cercana posible». May se ha rodeado para negociar la salida de tres hoolingans del Brexit (Boris, Liam Fox y David Davis). La buena educación ya no tapa la brecha. Osborne y Cameron veían además a May un tanto ingrata, dado que había sido ministra estrella del Gobierno anterior.

¿Qué hará Cameron ahora? Publicará sus memorias y asegura que atenderá a las causas filantrópicas que le interesan. Pero cuando le pregunto a mis amigos londinenses por su pronóstico , todo es más sencillo: «Lo que hará ahora es ponerse a ganar un montonazo de dinero».

.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios