La Cumbre de las Américas de Lima debate nuevas medidas contra el régimen de Nicolás Maduro

El desconocimiento de las elecciones presidenciales del 20 de mayo y la extensión de las sanciones marcarán el encuentro

MadridActualizado:

La crisis política, económica y humanitaria que sufre Venezuela bajo el régimen de Nicolás Maduro será uno de los asuntos estrella en la Cumbre de las Américas, que se celebra este viernes y el sábado en Lima. Los participantes –entre los que no estará el propio Maduro– abordarán las posibles medidas de presión al gobierno del país caribeño para una vuelta a la democracia.

El desconocimiento de las elecciones presidenciales convocadas para el 20 de mayo, que la oposición venezolana y los gobiernos de distintos países rechazan por falta de garantías, así como la extensión de las sanciones a los dirigentes bolivarianos serán algunos de los asuntos que planearán sobre las mesas de debate.

El hasta hace poco presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, retiró la invitación a la cumbre a Maduro, que a su vez aseguró esta semana que no asistiría a una cita que despreció como una «pérdida de tiempo».

Ya se encuentra en la capital peruana el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que considera que los comicios convocados no son legítimos y viene reclamando ampliar las sanciones de la comunidad internacional hacia los dirigentes del régimen de Nicolás Maduro.

Hace poco más de un mes, en un acto en la Casa de América de Madrid, pedía «sanciones mas duras y de mayor alcance» contra los dirigentes bolviarianos y tildó al gobierno de «corrupto» y «criminal», al tiempo que animaba a los países de América Latina a «pasar a la acción». Según Almagro, las elecciones son en realidad un proceso «autoritario» con el que Maduro busca «perpetuarse en el poder».

«Espectáculo bochornoso»

El secretario general de la OEA participó este jueves en un encuentro entre miembros de gobiernos y representantes de la sociedad civil previo a la Cumbre, en el que medio centenar de cubanos castristas y de venezolanos chavistas irrumpieron en el salón al grito de «mercenarios».

Se esperaba que a la cita previa a la reunión de jefes de Estado y Gobierno del continente asistieran algunos opositores cubanos y venezolanos, lo que motivó la protesta oficialista, entre cuyos gritos estaba un «¡que los saquen!», según informa Efe.

Almagro calificó lo sucedido de «lamentable» y espectáculo «bochornoso». «Creo que todos tenemos que aprender de esto. Hay países que tienen estrategias todavía que están reñidas con la democracia», aseguró.

Poco antes, en otro acto, elogió a los jóvenes de Venezuela por enfrentarse a condiciones de «tortura, represión política y detención arbitraria» para pelear por sus derechos.

Mientras, más de un centenar de diputados de Perú, han denunciado a Maduro y los dirigentes chavistas Diosdado Cabello y Néstor Reverol ante la Corte Penal Internacional (CPI).