Internacional

Preguntas y respuestas: ¿Qué pasa tras el referéndum fallido en Hungría?

Si Orban transforma en hechos la lectura que hace del resultado, la Comisión Europea podría acudir al Tribunal de Luxemburgo

Viktor Orban, primer ministro de Hungría, tras el referéndum
Viktor Orban, primer ministro de Hungría, tras el referéndum - REUTERS
ENRIQUE SERBETO Corresponsal En Bruselas - Actualizado: Guardado en:

¿Cuáles son las consecuencias del referéndum en la UE?

La Comisión Europea no ha apreciado en absoluto el gesto de Orban de convocarlo, pero en ningún caso es previsible que Bruselas cargue directamente contra Orban mientras no exhiba cuáles son las «consecuencias políticas» que quiere aplicar.

¿Cuáles serían las posibles medidas de respuesta?

En última instancia, si Orban transformase en hechos la lectura que hace del resultado del referéndum, la Comisión podría acudir al Tribunal de Luxemburgo para denunciar a un Gobierno por no cumplir los compromisos aprobados en el Consejo Europeo. El caso podría prolongarse en el tiempo.

¿Puede ser denunciado Orban por comportamientos no democráticos?

La Comisión ya ha mantenido un pulso con Orban en este campo en 2012 y logró que al menos frenase ciertos aspectos de las reformas con las que este pretendía modelar las instituciones a su gusto. En este caso de los refugiados, aún no se ha usado este argumento.

¿Cuáles son las principales armas de Orban?

El hecho de pertenecer al Partido Popular Europeo (PPE) es por ahora su principal fortaleza en la UE. Esa y el hecho de que su mayor amenaza política en Hungría es un partido abiertamente antidemocrático como Jobbik («Movimiento por una Hungría Mejor»). También su alianza con los demás países del grupo de Visegrado (Polonia, República Checa y Eslovaquia) en los que se mantienen las mismas reticencias a aceptar la llegada de refugiados e inmigrantes musulmanes.

¿Puede ser expulsada Hungría de la UE?

Este extremo lo sugirió abiertamente el ministro de Asuntos Exteriores de Luxemburgo, denunciando un comportamiento xenófobo y contrario a los principios europeos. Sin embargo, esa posibilidad está totalmente excluida. Todo lo más y en caso de que prosperase una sanción de la Comisión Europea, ya sea porque el país no cumple con sus obligaciones o porque ha prosperado un expediente por prácticas no democráticas, el castigo presvisto es perder su derecho de voto en el Consejo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios