Internacional

Las autoridades mexicanas confirman la muerte de Pilar Garrido

Los restos humanos hallados hace dos semanas coinciden con el ADN del hijo de la desaparecida

Las autoridades mexicanas confirman la muerte de Pilar Garrido
Adrián Espallargas Ciudad De México - Actualizado: Guardado en: Internacional

Las autoridades mexicanas confirmaron este viernes que la osamenta hallada hace dos semanas cerca del municipio Villa de Casas efectivamente pertenece a la española Pilar Garrido Santamans, quien llevaba desaparecida desde que 2 de julio. Ese día, Pilar fue raptada por un grupo de hombres armados en una carretera en el norteño estado de Tamaulipas, donde vivía con su marido y su hijo.

La Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas -la Fiscalía- ha confirmado la coincidencia del ADN de los restos humanos encontrados con los del hijo de Pilar Garrido. La Fiscalía divulgó la triste noticia en una intervención en el programa de radio Por la Mañana de Radio Fórmula, uno de los principales informativos en el país azteca.

Tras conocerse los resultados de la prueba, Raquel, la hermana de Garrido, ofreció ayer una rueda prensa en el Ayuntamiento de Massalavés (Valencia), en la que aseguró que planean realizar un segundo análisis a los restos en España para confirmar que realmente son los de Pilar. Se trataba de unos restos óseos, cabello y unos jirones de ropa encontrados en una carretera secundaria a pocos kilómetros de donde se llevaron a la valenciana.

Todavía quedan muchas incógnitas por despejar en torno a este extraño caso. Pilar, de 34 años, volvía hace un mes y nueve días con su marido y su hijo de pasar el fin de semana en turístico municipio Soto la Marina, cerca de la costa. Cuando volvía a su hogar en Ciudad Victoria, a sólo una hora y media en coche, un grupo armados les trató de robar el coche. Pero al ver que el bebé estaba dentro del vehículo, los criminales cambiaron de opinión y se llevaron a Pilar, según el testimonio de su marido, Jorge Fernández, sobre el cual la Fiscalía ha desarrollado toda la investigación.

Sin embargo, Fernández no denunció el delito ante las autoridades hasta el día siguiente, el lunes 3 de julio. Y la noticia no se dio a conocer hasta quince días después, cuando Raquel -la hermana- publicó un mensaje en redes sociales con la intención de generar mayor atención mediática y gubernamental alrededor de la desaparición de Pilar. De esa forma, la familia buscaba aumentar la presión sobre las autoridades mexicanas con el fin de obtener respuestas sobre el paradero de su hermana.

Análisis de los restos de ADN en España

Por su parte, Raquel Garrido ha explicado que la familia ha tenido conocimiento esta misma tarde, por parte del Gobierno de España, de que las autoridades mexicanas habían ratificado que los restos óseos hallados en el país a finales de julio pertenecían a la joven vecina de Massalavès (Valencia), informa Europa Press

Tras recibir la confirmación, y a la espera de recabar más detalles, la hermana de la desaparecida ha anunciado que la familia prepara los trámites para solicitar que se practique en España otra prueba de ADN a los restos hallados y atribuidos a Pilar Garrido.

Uno de los puntos más extraños del caso fue que nunca hubo una petición de rescate por Pilar. Es decir, los secuestradores no se pusieron en contacto con la familia para pedir una cantidad monetaria a cambio de entregar con vida a la española. Por ello, la Fiscalía de Tamaulipas ha mantenido a lo largo de todo el caso el término de «persona no localizada» en vez de definir como «secuestro» el estatus jurídico en el que se encontraba la española.

Tamaulipas, donde vivía Pilar, es uno de los Estados mexicanos más arrasados por la atroz ola de delincuencia que vive el país en 2017. Con 77 secuestros entre enero y mayo, Tamaulipas aglutina un 15% de los 484 casos que han ocurrido en los 32 estados en México en 2017.

Toda la actualidad en portada

comentarios