Internacional

La aterradora cifra de muertos que esconde Arabia Saudí sobre la tragedia en Mina

Un año después las causa que provocaron la estampida, que dejó supuestamente 717 muertos y 863 heridos, sigue sin estar clara. Según los cálculos de «The Associated Press», pudo tratarse de la mayor tragedia en la historia de La Meca

Imagen de la tragedia en Mina hace un año
Imagen de la tragedia en Mina hace un año - REUTERS
ABC.ES - Actualizado: Guardado en:

La Meca está acostumbrada a estampidas y grandes accidentes a causa de los millones de personas que acuden allí con las festividades religiosas. Sin importar las sucesivas obras realizadas para facilitar el acceso, las tragedias siguen brotando de forma cíclica. El próximo 24 de septiembre se cumple un año del peor incidente en La Meca del siglo XXI. Al menos 717 personas murieron en una estampida en Mina, cerca de la ciudad sagrada de los musulmanes, en Arabia Saudí, cuando dos millones de personas participaban en el principal rito del Hajj.

Como parte del Hajj, los peregrinos viajan a Mina, un gran valle situado a unos 5 kilómetros de la Meca, para lanzar piedras contra los pilares de Jamarat, que representan al demonio. El desastre ocurrió a las 9:00 locales del jueves 24 de septiembre, cuando la temperatura en Mina era de 46 grados centígrados, y una estampida se desencadenó en una intersección cercana al puente de Jamarat.

El ministro de Salud dijo que la estampida ocurrió «quizás porque algunos peregrinos se movieron sin seguir las instrucciones de las autoridades relevantes»

Un año después las causas que provocaron la estampida, que dejó supuestamente 717 muertos y 863 heridos, sigue sin estar clara. El gobierno de Arabia Saudí culpó en parte a los peregrinos. El ministro de Salud dijo que la estampida ocurrió «quizás porque algunos peregrinos se movieron sin seguir las instrucciones de las autoridades relevantes». Por otro lado, el director de la delegación nigeriana en Hajj –el emir de Kano, Muhammadu Sanusi II– afirmó a «la BBC» que la estampida sucedió «en los caminos designados para que los peregrinos entren y salgan del lugar, cruzándose, lo que no debería suceder».

No obstante, a estas alturas casi nadie se cree la versión oficial dada por el Gobierno. Ni siquiera la cifra de muertos parece precisa. Según el número investigada por «The Associated Press», que se deriva de los informes oficiales de los 36 países de donde procedían los muertos, al menos 2.400 personas habían muerto. Dado que uno de los países más damnificados fue Irán, con el que Arabia Saudí mantiene siempre relaciones tensas, tal vez sea esa la razón por la que no haya interés en levantar nuevas heridas con una investigación que pueda señalar fallos organizativos.

Mientras Arabia Saudí obstaculiza una investigación a fondo, Irán busca respuestas para los 460 iranís que perdieron la vida, según sus estimaciones. El ministro de Justicia de Irán, Mostafa Pur Mohamadi, comunicó el pasado junio que Teherán busca imputar a Arabia Saudí por la estampida mortal de 2015 en Mina. «Sigue el debido seguimiento para demandar a Arabia Saudí y estudiamos la vía para interponer una demanda ante los tribunales internacionales para que imputen a Riad por la tragedia en Mina», indicó Pur Mohamadi.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios