La alerta por misil en Hawái la dio un empleado de emergencias que creyó que el ataque era inminente

Al parecer, el trabajador no escuchó las alusiones a que se trataba de un ejercicio de simulacro

Actualizado:

La alerta que sembró el pánico en Hawaii por la llegada de un misil al archipiélago estadounidense fue una equivocación de un trabajador de los servicios de emergencia, según ha revelado una investigación oficial del incidente. El pasado 13 de enero, los residentes de Hawaii recibieron una alerta en sus móviles con el mensaje «Amenaza de misil en dirección a Hawaii, busque refugio inmediatamente, esto no es un simulacro». Pasaron 38 minutos de caos hasta que las autoridades corrigieron la falsa alarma.

Al parecer, el fallo se produjo después de que un supervisor del turno nocturno del servicio de emergencias decidiera probar a los empleados del turno siguiente, el de la mañana, con un simulacro sin aviso previo. El supervisor del turno de la mañana sabía que se produciría el simulacro, pero que afectaría al turno de noche. El supervisor mandó mensajes grabados para este tipo de ocasiones, en los que se oye una voz de la jefatura militar del Pacífico, que incluía uno que decía «esto no es un simulacro». Uno de los trabajadores entendió por error que la amenaza era real y mandó la alerta de emergencias. Al parecer, no escuchó las alusiones a que se trataba de un ejercicio. Él fue el único del turno que no entendió que no era un simulacro y dio lugar a, según lo definió el gobernador del estado, David Ige, «un día aterrador en el que nuestras peores pesadillas parecieron hacerse realidad».

La investigación contradice la primera versión ofrecida por las autoridades de Hawaii, que aseguraron que el trabajador apretó el botón equivocado por error.