Internacional

La alcaldesa populista de Roma da plantón a jóvenes católicos en El Vaticano

Virginia Raggi al parecer estaba de compras en un centro comercial, al que acudió en coche oficial y con escoltas

La Santa Sede ha criticado el abandono de la capital italiana por las nuevas autoridades municipales

La alcaldesa de Roma, Virgina Raggi, durante una rueda de prensa tras ganar la Alcaldía de la capital el pasado junio 
La alcaldesa de Roma, Virgina Raggi, durante una rueda de prensa tras ganar la Alcaldía de la capital el pasado junio  - Reuters
ÁNGEL GÓMEZ FUENTES - agfuentes1 Corresponsal En Roma - Actualizado: Guardado en:

Roma es un una ciudad «en estado de abandono». Esta es la dura consideración que hace «L’ Osservatore Romano», periódico de la Santa Sede, sobre la parálisis del ayuntamiento de Roma, que encabeza desde hace casi tres meses la abogada Virginia Raggi, 37 años, del populista Movimiento 5 Estrellas (M5E) del cómico Grillo.

«El mal tiempo paraliza Roma». Así titula su comentario el periódico del Vaticano, siempre parco en sus juicios de valor: «En la capital, como demostración del estado de abandono en que sobre ciertos aspectos vive la ciudad, pocos minutos de lluvia han sido suficientes para causar la caída de numerosos árboles, dañando automóviles y poniendo en riesgo la seguridad de los ciudadanos», afirma el periódico del Vaticano. Añade: «Muchas calles se han visto literalmente inundadas a causa de la falta de limpieza, que es ya crónica, de los desagües».

«En Roma no hay serenidad; la situación no permite trabajar a favor de la gente»Cardenal Parolin

La advertencia de «L’ Oservatore Romano» se produce después de que el secretario de Estado, cardenal Parolin, mostrara también su preocupación: «En Roma no hay serenidad; la situación que se ha creado no permite trabajar a favor de la gente; espero que se resuelva y la administración afronte los problemas de los ciudadanos».

Un último gesto de la alcaldesa Raggi ha creado cierta irritación no disimulada en el Vaticano. El sábado dio plantón jóvenes de la Acción Católica en un encuentro previsto desde hacía tiempo en el Aula Pablo VI del Vaticano. Virginia Raggi alegó motivos personales para no cumplir con ese compromiso. Después se ha publicado una foto de la alcaldesa haciendo compras en un centro comercial al que acudió en coche oficial y con sus escoltas.

Sin hacer referencia a este desaire, el director de Caritas, monseñor Enrico Feroci, que conoce a fondo los problemas sociales de Roma, ha hecho un duro comentario con una referencia indirecta a las luchas intestinas que se han desatado en el M5E: «Debemos gritar basta, la gente está desmoralizada, no soporta ya esta situación. Basta con los cuchillos afilados, basta cicuta en los vasos, ¡basta! Tienen que trabajar estas personas, hagamos que funcionen…».

Políticos sin formación

La alcaldesa ha sido incapaz hasta ahora de completar su Junta de Gobierno. Media docena de concejales y altos cargos han abandonado. El responsable de Finanzas, un puesto clave en Roma, ya ha sido cambiado dos veces, y Raggi busca el tercero. El último, el exmagistrado Raffaele De Dominicis, tuvo que marcharse, al día siguiente de ser nombrado, porque se descubrió que estaba siendo investigado por abuso de poder.

La opinión pública se está percatando de que el M5E no tiene una clase política formada y que está muy lejos aún de conseguirla. El caos de Roma le ha hecho perder entre dos y cuatro puntos en las encuestas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios