En la imagen, una protesta de judíos ultraortodoxos en 2010
En la imagen, una protesta de judíos ultraortodoxos en 2010 - EFE/Abir Sultan

El multitudinario funeral de un rabino deja un muerto y tres heridos

Actualizado:

El funeral de un venerado rabino al que asistieron anoche unas 100.000 personas en la localidad de mayoría ultraortodoxa de Bnei Brak, cerca de Tel Aviv, se saldó con un joven fallecido y tres heridos críticos por aplastamiento, según fuentes sanitarias.

De acuerdo a testigos y los servicios de emergencia que citan hoy medios locales, el fallecido, de 27 años quedó atrapado en un punto donde miles de seguidores se abalanzaron para tratar de acercarse a los restos del rabino Shmuel Halevi Wosner, llevados en procesión.

La Policía anunció hoy que abrirá una investigación ante la posible negligencia de las autoridades a la hora de organizar el evento, para lo que indagarán a testigos y comprobarán si existían los permisos requeridos para que la procesión fluyera con facilidad.

Algunos de los heridos se registraron cuando el ataúd con los restos del rabino salió de un vehículo en una céntrica calle de la localidad, antes de ser transportado en volandas, punto en el que miles se lanzaron para tratar de tocarlo y atraparon a las víctimas.

Operarios de la Estrella Roja de David (equivalente a la Cruz Roja) precisaron que un hombre de 40 años y un menor de 14 fueron hospitalizados con heridas graves, y que otro joven de 22 años tuvo que ser reanimado en el lugar y evacuado. En total, los servicios de emergencias trataron a 65 personas.