La tortura del asesino de Guillermo de Orange

Guillermo de Orange, el líder de la rebelión de los Países Bajos contra España fue considerado una amenaza por el rey Felipe II

Actualizado:

En 1581, el entonces rey puso precio a su cabeza. Orange sufrió un primer ataque en 1582, del que salió mal herido, aunque sobrevivió. Su asesinato no se llevó a cabo hasta 1584. El responsable fue Baltasar Gerard, que se hizo pasar por un emisario para notificarle a Orange la muerte del Duque de Anjou. Aprovechó que Orange saludaba al capitán galés Roger Williams para disparar tres veces contra su espalda. En su intento por huir, Baltasar fue interceptado por un sirviente y un alabardero de Orange.

Se le torturó de las formas más crueles imaginables, hasta que fue condenado a morir descuartizado, desollado con unas pinzas, que su corazón fuera arrancado de su pecho y, finalmente, decapitado.