Vídeo

Ponte en forma tras los excesos del verano: cuatro minutos para una tripa plana

Vídeo de la entrenadora Paula Butragueño para recuperar abdomen tras las vacaciones

Cuatro minutos de ejercicio imprescincibles y enfocados a conseguir una tripa plana tras la vuelta de vacaciones. «Se trata de potenciar al máximo toda la musculatura abdominal, y eso es posible en este breve espacio de tiempo, siempre y cuando se realicen a diario», explica la entrenadora personal Paula Butragueño, autora de esta rutina fácil para realizar en casa.

«Fortalecer esta zona es imprescindible para evitar lesiones en la espalda, a la hora de practicar otros deportes, o sencillamente para la vida cotidiana», prosigue la también autora del exitoso libro «10 semanas para sentirte 10» y Nike Master Trainer.

Para conseguirlo, esta rutina abarca una zona que comprende mucho más que los abdominales externos: «Trabaja la musculatura interna. Por tanto, son ejercicios super importantes para lograr una correcta postura del cuerpo», advierte esta deportista.

En esta ocasión los ejercicios seleccionados por esta entrenadora están diseñados para trabajar exclusivamente con el peso de tu propio cuerpo. Y todos los ejercicios se realizan de manera continua durante 40 segundos, alternando ambas piernas, y 20 segundos de descanso.

Estas son las secuencias que realiza Butragueño en el vídeo:

1) Encojo y estiro piernas 45 grados:

Túmbate boca abajo con las manos detrás de la cabeza y los codos bien abiertos. A continuación, flexiona las piernas y eleva el tronco y la cadera como para intentar llevar la cabeza a las rodillas. Baja el tronco mientras extiendes las piernas y las bajas hasta formar un ángulo de 30 grados con el suelo. Suelta aire al encogerte e inspira para extender.

2) Oblicuos brazos detrás de la cabeza:

Túmbate boca arriba con las manos detrás de la cabeza y los codos bien abiertos. A continuación, flexiona una pierna mientras levantas el tronco y lo diriges para llevar la axila hacia la rodilla contraria. La otra pierna debe permanecer extendida y a 30 grados del suelo. Cambia y repite el ejercicio hacia el otro lado. Mantén los brazos bien abiertos.

3) Sentado toco atrás cruzado.

Sentado sobre los isquiones con los brazos extendidos al frente, recuéstate hacia atrás mientras giras el tronco hacia la derecha e intentas tocar el suelo con la mano izquierda lo más lejos que puedas. Vuelve a la posición inicial y realiza el mismo movimiento hacia el otro lado. Acompaña el movimiento con la mirada en todo momento y contrae los abdominales para no dejar que la fuerza se vaya por el lumbar. Baja hasta que sientas el trabajo en el abdomen.

4) Elevación de caderas y extensión

Túmbate boca arriba con los brazos extendidos y pegados al cuerpo, eleva las piernas y, a continuación, realiza una elevación de cadera para separar la zona lumbar del suelo. Baja con las rodillas flexionadas y extiende las piernas en paralelo al suelo hasta formar un ángulo de 30 grados. Trabaja siempre con la zona abdominal y no con la lumbar.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios