Aparecen en Guipúzcoa pintadas proetarras de amenaza contra víctimas y dirigentes del PSOE

Los mensajes, que ya han sido borrados, han sido hallados en un frontón del municipio de Hernani

BilbaoActualizado:

La rúbrica de ETA ha vuelto a aparecer en el municipio guipuzcoano de Hernani, donde individuos afines a la banda han escrito mensajes de amenaza a varios dirigentes del PSOE, así como a la eurodiputada de UPyD Maite Pagazaurtundúa y la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez. Entre los dirigentes socialistas aparecen los nombres del diputado Patxi López y la presidenta de la formación en el País Vasco, Idoia Mendia.

Según ha informado el departamento autonómico de Seguridad, las pintadas han sido halladas en un frontón de la localidad en torno a las 06.00 horas por una patrulla de la Ertzaintza. Los agentes han informado del suceso a la Policía Municipal y al Ayuntamiento de Hernani, que ha procedido a su limpieza.

Las pintadas en honor a la organización terrorista han proliferado en ciudades y pueblos de la Comunidad Autónoma vasca desde que tuviera lugar el acto de disolución. Este mismo martes, de hecho, la Diputación de Álava anunció que mantiene las tareas de limpieza de varios símbolos que aparecieron en algunas señales de tráfico del territorio. Mensajes como «Gora ETA» o «Hasta el final» surgieron además hace dos semanas en las tres capitales del territorio.

«Dejad de manchar las paredes»

Los aludidos han respondido a los partidarios de la banda principalmente a través de las redes sociales. En este sentido, el PSE ha lanzado un escueto e irónico mensaje en el que ha instado a los radicales a «saber perder» y a dejar «de manchar las paredes». Maite Pagaza, por su parte, ha lamentado que incluso la diana haya vuelto a aparecer en las pintadas: «Sus jefes lo permiten. Sectarismo, brutalidad y machismo», ha denunciado.

«Nos fuimos, pero no nos callamos»

Para Consuelo Ordóñez, las pintadas «no son la consecuencia, sino el síntoma» de que el odio insuflado a una parte de la sociedad vasca durante décadas «sigue vigente». La presidenta de Covite ha manifestado que este tipo de amenazas le «recuerdan a los tiempos de persecución» que les obligaron a abandonar la Comunidad Autónoma: «Muchos nos fuimos, pero no nos callamos, y eso los radicales no lo soportan», ha destacado en referencia a los seguidores de una banda que, a su parecer, «no ha sido derrotada social ni políticamente».

Asimismo, Ordóñez ha hecho alusión al carácter machista del algunos de los mensajes contra Pagaza y su propia persona: «Y eso, a pesar de que ETA incuyó en su comunicado final una referencia a la Euskal Herria no patriarcal... Se ve que era tal novedad que aún no ha calado entre sus fieles», ha ironizado.

Por su parte, la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, ha hecho público un comunicado de condena en el que ha alertado de que este tipo de comportamientos constituyen «una humillación para todos los demócratas» y una evidencia «del trabajo que queda por hacer para erradicar el odio del País Vasco». Asimismo, ha instado al resto de fuerzas del País Vasco a condenar los hechos «en aras de impulsar una política de tolerancia cero» ante este tipo de comportamientos.