Peatones cruzan por la Gran Vía durante el corte de la pasada Navidad
Peatones cruzan por la Gran Vía durante el corte de la pasada Navidad

Los comerciantes de la Gran Vía, contra el cierre: «La medida traerá colapso de tráfico y más manteros»

Los empresarios de la zona censuran la medida y la falta de participación

Actualizado:

La asociación de comerciantes de las calles de Preciados, el Carmen y Adyacentes (Apreca), mayoritaria en la zona, se opone radicalmente al cierre de la Gran Vía: «No nos gusta nada y no será positivo». El argumento de su presidenta, Paloma de Marco, se sostiene en tres aspectos fundamentalmente: el colapso al tráfico que traerá la medida y los problemas para los aparcamientos, la proliferación de los manteros y, sobre todo, la falta de alternativas y participación en el proceso.

A su juicio, la actuación en la emblemática avenida solo traerá más atascos en las calles anexas: «La Gran Vía es un nexo fundamental de Madrid y su cierre solo colapsará más toda la zona». Señala que la prohibición de circular es un «gran problema» para los aparcamientos: «Es un negocio y ahora, de pronto, ya no tienen futuro. Lo mínimo es que garanticen que pueden acceder sin problemas».

El paso de los vehículos, precisamente, es uno de los aspectos más controvertidos. Tanto es así, que la Justicia ha dado la razón a las empresas de reparto perjudicadas por la restricción y ha condenado al Ayuntamiento por cerrar la Gran Vía en Navidad del año pasado.

La segunda queja remite al ensanchamiento de las aceras. La presidenta de Apreca sostiene que «ya son suficientemente anchas»: «Si lo que se pretende es ganar espacio, quizá debieran quitar a los manteros, que cada vez hay más y no hacen nada». «La Gran Vía no es una zona para pasear, es comercial y la gente va de compras», declara.

Por último, como ya destacaron los comerciantes hace casi un año, desde la asociación critican que Carmena haya tomado esta decisión a espaldas de los negocios. «No nos ha preguntado nadie; creemos que hay otras formas mejores de hacer algo tan grande», censura De Marco.