Paz Gago, en una imagen de archivo
Paz Gago, en una imagen de archivo - JOSÉ RAMÓN LADRA
CULTURA

José María Paz Gago, premio internacional de literatura Bécquer por su «Poemario del Caribe»

La obra del autor gallego es un «libro poético de denuncia» sobre el declive ambiental, social y económico de esta idílica zona del planeta

Actualizado:

Una visión amarga, desencantada, indignada incluso. La denuncia en forma de obra poética del escritor gallego José María Paz Gago «Expulsión del paraíso. Poemario del Caribe» le ha valido la concesión del Premio Internacional de Literatura Gustavo Adolfo Bécquer, que entregan el PEN Club Español y la editorial Sial Pigmalión, según informaron este lunes. El poemario es el resultado de muchos años de viaje del autor por estos idílicos escenarios, durante los cuales ha asistido a cómo la acción del hombre se ha convertido en la mayor amenaza para su preservación. «Es lo que me pedía el cuerpo», resume.

Paz Gago, hombre de letras y de mundo, eligió la poesía para darle cuerpo a su denuncia «porque tiene más fuerza, es como una especie de grito», explica a ABC, «mi tipo de expresión es sobre todo poética, porque surge de la inspiración». En los poemas de esta obra señala con acritud y desprecio «las lacras sociales y éticas que he visto» en sus viajes por el Caribe, principalmente el colombiano y venezolano.

«Los atentados que más duelen son los que se perpetran contra la humanidad», reconoce, y entre ellos apunta al turismo sexual, la pederastia o el abuso «de los más pobres, física o económicamente», episodios de oscuridad abisal en playas de cristalinas aguas, bajo las cuales también corren riesgos «los arrecifes coralinos», víctimas «de la contaminación». Paz Gago adscribe su obra dentro de la «ecopoesía», una corriente «que está de moda en los países anglosajones», si bien matiza que «no tiene mucho que ver con la poesía social española de los años sesenta».

Portada del libro premiado
Portada del libro premiado - CEDIDA

Enamorado de las urbes colombianas de Cartagena de Indias, Santa Marta y Barranquilla, no oculta que «son ciudades maravillosas con grandes problemas». Son paraísos amenazados, asevera, a un paso de la perdición. Y trazando un paralelismo con la obra homónima de Milton, cada poema se introduce «con una cita en el inglés original de "El Paraíso Perdido"». «Mi libro es profundamente miltoniano, explícita e implícitamente», confiesa, «y trato de proyectar la narración épica de Milton en la actualidad, en los peligros que corre el Caribe» por la mano del hombre.

Tal es el impacto de las lacras que ha contemplado en el Caribe que su inspiración no se va a agotar con este libro de poemas, sino que darán pie a su primera novela de ficción, que se encuentra ultimando en la actualidad. El autor, consagrado ensayista y poeta, admite sin rubor que el novelístico «es un género que me parece muy difícil», y en el que no había probado fortuna hasta el momento. El secreto de su argumento lo guarda bajo siete llaves, eso sí.

Una visión «universal y cosmopolita»

El premio Bécquer fue creado en 2008 para reconocer a autores de todo el mundo que hayan destacado como poetas, narradores o ensayistas y reivindicar la figura del poeta sevillano, cuyas «Rimas» son algo más que una referencia para José María Paz Gago. Sobre una de ellas construyó su tesis doctoral, «y en las clases de una de mis asignaturas, obligo a mis alumnos a que analicen a fondo esa obra». «Soy profundamente becqueriano», reconoce.

«El atentado que más duele es el que se perpetra contra la humanidad». El autor denuncia así lacras como la pederastia, el turismo sexual, pero también la amenaza de la contaminación

El jurado ha estado este año integrado por Luz Ángela Caldas (Colombia), Helena Cosano (España), Francisco Gutiérrez Carbajo (España), Eliana Maldonado Cano (Colombia), Ridha Mami (Túnez), Basilio Rodríguez Cañada (España) y Carlos Vásquez-Zawadzki (Colombia), informa Efe. En ediciones anteriores el premio ha sido otorgado Ridha Mami, José María Triper, Corrado Calabrò, Carlos Vásquez-Zawadzki y Sol de Diego.

«Una de las cosas que más me satisface del premio es que es fruto de la decisión de escritores de tres continentes», subraya. En estos tiempos de lucha de identidades patrias, Paz Gago insiste en su apuesta personal «por el universalismo y el cosmopolitismo» de gentes y culturas, frente a un nacionalismo que considera «una ideología profundamente reaccionaria, tribalista e irracional». «Una mentalidad abierta y universal es el mejor antídoto para el nacionalismo», añade.

Perfil

Escritor, gestor cultural y profesor universitario de Literatura Comparada de la Universidad de La Coruña (UDC) especializado en el estudio de las relaciones de la Literatura y el Espectáculo con las Artes y las Tecnologías, especialmente con el Cine y la Moda. Profesor invitado de la Universidad de Paris 3-Nouvelle Sorbonne, ha sido secretario general del International Association for Semiotic Studies de 2004 a 2014. Entre sus publicaciones académicas pueden destacarse «La recepción del poema. Pragmática del texto poético» (Kassel, Reichenberger, 1999), «La máquina maravillosa. Tecnología y arte en el Quijote» (SIAL, Madrid, 2006), finalista del Premio Nacional de Ensayo, o «La revolución espectacular. El teatro de Valle-Inclán en la escena mundial« (Madrid y Barcelona, Castalia, 2011).

Premio de periodismo Pérez Lugín en 2004, ha obtenido el Premio Internacional Cartago de Poesía en 2011. Como poeta ha publicado «Manual para enamorar princesas» (SIAL, Madrid, 2005), «Guía de lugares inexistentes» (Pigmalión, Madrid, 2011) y «Wha(ts)Appa. Piropoemas para mensajes de móvil» (Pigmalión, Madrid, 2013). Su poesía ha sido traducida al francés, inglés, alemán, árabe, macedonio, rumano o italiano.