Entrevista Diego Calvo | Presidente del PP de La Coruña

«Veo lo que está sucediendo en Ferrol con asombro y vergüenza ajena»

El líder provincial repasa para ABC el panorama político y los desafíos que le presenta el futuro

El presidente del PP coruñés, Diego Calvo, durante la entrevista concedida a ABC
El presidente del PP coruñés, Diego Calvo, durante la entrevista concedida a ABC - Miguel Muñiz
DARÍO DOMÍNGUEZ - @abcengalicia La Coruña - Actualizado: Guardado en: Galicia

Días de calma en las filas del PPdeG. El resultado del 25-S ha propiciado que toda una formación movilizada desde hace meses se pueda tomar unas jornadas de descanso antes de la investidura y la formación de Gobierno autonómico. Con la distancia que ya dan las semanas, el presidente de los populares coruñeses reflexiona para ABC sobre el contexto actual a nivel local, provincial y autonómico.

—Como exconcejal en la ciudad de Ferrol, ¿cómo se ve desde fuera la situación actual?

Municipales 2019: «El objetivo es tener a los candidatos de las ciudades un año antes de las elecciones. Si se puede, incluso antes»

—Con un poco de asombro y vergüenza ajena. Todos sabíamos que había una situación complicada y que estaban esperando a que pasasen las elecciones para demostrar lo que todos veíamos. La verdad es que es increíble que al día siguiente de las autonómicas rompan ese gobierno, que ya estaba en minoría, y se queda en una minoría más minoritaria todavía. Por otra parte, también veo que a algunos partidos no les importa nada ni la gestión ni los problemas de la ciudad. Nos hemos pasado casi dos años hablando de los líos internos, de cómo se organizan y de los problemas entre ellos. Estas cuestiones son las que ayudan a que la imagen de los políticos no sea la mejor.

—Usted fue de los que dijo desde el primer momento que el pacto era un polvorín.

—Y lo era, porque además en Ferrol no llegaban a la mayoría necesaria para poder gobernar y dependían de lo que se le ocurriese al BNG en cualquier momento, con lo que se añadía más inestabilidad. Y era un polvorín porque suponía una rendición sin precedentes ni condiciones del PSOE a Podemos.

—¿Fue la gestión municipal el gran lastre de las Mareas en las autonómicas?

—Una parte importante, sí. Ellos intentaban poner como ejemplo los gobiernos en las tres ciudades. Yo creo que podrán presumir de algo, no sé de qué aún, pero desde luego no de gestión. Han sido incapaces de aportar soluciones a los problemas de su ciudad y de conseguir fondos adicionales, como sucedió hace dos semanas. En consecuencia, podrán presumir de ser un partido conformado por cincuenta partidos, de eso seguro, pero no de su gobierno. La gente lo que quiere son resultados, y eso no se ha obtenido.

—En el mismo sentido, ¿la incapacidad del PSOE de entenderse con el populismo dificultó que se les pudiese ver como alternativa al PP?

—Indudablemente. Nosotros planteamos la campaña diciendo que había que elegir entre que gobernase el PP o que lo hiciese un conjunto de partidos que ya se habían demostrado incapaces de hacerlo. En las intervenciones advertíamos de que si no habían logrado ponerse de acuerdo en 500 días en La Coruña, Santiago o Ferrol, por qué teníamos que creernos que lo conseguirían en Galicia. Además, el populismo es muy diferente a una parte del PSOE, al menos de la histórica, que ha dado mucho a España en muchos momentos y a veces se ve que sigue viva.

—Como presidente provincial, ¿sigue habiendo una mano tendida a los socialistas para cambiar los gobiernos urbanos?

Rendición socialista: «El PSOE tiene su espacio, y debe dejar de estar acomplejado con respecto a Podemos»

—A día de hoy, aún viendo lo que está pasando en Madrid, es imposible, pero quizá algún día podamos sentarnos en una mesa para sacar adelante temas importantes, por lo menos en las ciudades. Tras los resultados de las últimas elecciones municipales intentamos hablar con el PSOE en varios ámbitos, incluido en la propia Diputación. En aquel momento ellos, sumidos en aquella tendencia de intentar ser más izquierda radical que Podemos, eligieron que el camino fuese otro. Por mi parte, ojalá que el PSOE tuviese al frente a personas capaces de darse cuenta de que no deberían estar acomplejados con respecto a Podemos. Es un partido importante, que ha aportado mucho a la sociedad. Tienen su hueco, y no deben dejárselo a Podemos.

—Feijóo dice que hay que empezar a pensar en las municipales de 2019

—Totalmente. Nosotros hemos trasladado ese mensaje del presidente en nuestra junta directiva provincial. Lo que tienen las elecciones es que pasa muy rápido el resultado, sobre todo cuando es bueno, y a los dos o tres días ya tienes que estar pensando en lo que viene a continuación. Nosotros ya estamos pensando en las municipales, porque hay que preparar equipos, renovar algunos lugares, plantear estrategias y mostrarnos como un partido que viene a dar soluciones y no para unirse para paralizar todo.

—Pensando en recuperar la Diputación y las tres ciudades, ¿la gran batalla va a ser en la provincia de La Coruña?

—Se libra en muchos ayuntamientos en los que perdimos la mayoría absoluta, porque si no la logramos nos es muy difícil gobernar. Para nosotros todos son importantes, pero está claro que las ciudades tienen un peso especial.

—¿Deberían empezar a perfilarse los candidatos urbanos ya en el corto plazo?

—Indudablemente. El objetivo es tenerlos un año antes de las elecciones, y en algunos casos puede que incluso los tengamos antes. Vamos a intentar tomar ese punto como referencia.

—¿Qué cargo se ve desempeñando Diego Calvo dentro de un mes?

—El que estimen oportuno. Hoy por hoy me veo en el Parlamento. Tuve una experiencia hace años que me gustó muchísimo y tengo que tomar posesión el día 21 de este mes. Luego investiremos al Presidente y ese es mi cometido. No tengo más ambición que ayudar en lo que pueda.

—¿Hay que esperar que a un presidente provincial se le encomiende un puesto de primer nivel?

—No tiene por qué. El partido es muy importante y hay que mantenerlo. Una de las claves de este resultado y de la mejora en las segundas generales fue la movilización y activación del partido. Tenemos un trabajo muy importante dentro de la estructura, quizá para mí de los más importantes. A partir de ahí, estaré donde pueda aportar algo, pero no tengo por qué estar en primera línea de un Ejecutivo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios