Facultad de Medicina de la Universidade de Santiago de Compostela
Facultad de Medicina de la Universidade de Santiago de Compostela - MIGUEL MUÑIZ

La USC, entre la «responsabilidad» de Viaño y la «ilusión» de López

La institución arranca la campaña electoral reeditando el pulso de cuatro años atrás

SantiagoActualizado:

Si «ilusión» es la palabra más repetida en el relato del candidato Antonio López, «responsabilidad» es una de las ideas fuertes en el discurso de su oponente y aspirante a la reelección, Juan Viaño. La Universidade de Santiago (USC) inicia oficialmente mañana la campaña electoral para renovar su equipo de gobierno reeditando el pulso que cuatro años atrás ya enfrentó a los catedráticos de Matemática Aplicada y de Derecho Financiero, y que se resolvió con un ajustado 50,53%-49,47% del voto ponderado. Cuatro años después volverán a medir sus proyectos en un escenario distinto en el que, superado el trayecto más doloroso de la crisis, toca volver a mirar con ambición el futuro.

Tanto López como Viaño han comparecido hoy ante los medios de comunicación para dar a conocer sus programas y equipos. En la lista que arropa al actual rector, compuesta por nueve vicerrectorías más la secretaría xeral, repiten cinco de los miembros de su ejecutivo actual, incluida la secretaria xeral, Consuelo Ferreiro. A los nombres ya conocidos en el organigrama saliente de Andrés Barreiro, Javier Bueno Lema, Almudena Hospido y Rosa María Crujeiras se suman los de José Manuel Cotos, como propuesta para la vicerrectoría de Investigación y Transferencia; los de Isabel Diz, como responsable de Oferta Formativa; María José Carreira, Transformación Digital, y Loreto Fernández, Estudiantes y Empleabilidad. Luis María Hervella y José Manuel García Iglesias completan la lista como delegados de Enseñanzas Medias y de Cultura, Patrimonio y Mecenazgo. Un equipo, en el que Viaño ha destacado el equilibrio entre relevo generacional y experiencia y, sobre todo, la presencia de mujeres. «Creemos en el talento y en la profesionalidad de las mujeres y lo demostramos. Seremos el primer gobierno de la USC con más mujeres que hombres en las vicerrectorías», ha subrayado Viaño.

Enfrente, la lista que acompaña a Antonio López propone ocho vicerrectorías distribuidas entre cuatro mujeres y cuatro hombres, con Dulce María García en la secretaría general. Como integrantes del «equipo capaz y competente» con el que el catedrático de Derecho Financiero confía en darle a la USC «ese cambio de rumbo que necesita» figuran Vicente Pérez Muñuzuri (Investigación e Innovación), Victoria Otero Espinar (Titulaciones), Mar Lorenzo (Comunicación, Cultura y Servicios), Víctor Arce (Estudiantes e Internacionalización), Sindo Feijoo (Planificación y Proyección Estratégica), Ernesto González Seoane (Profesorado), Celia Besteiro (Organización Académica) y Montserrat Valcárcel (Coordinación del Campus de Lugo).

Poner «luces largas»

Como viene haciendo desde la confirmación de su candidatura el pasado octubre, López ha vuelto a apelar a la «ilusión» para superar «una universidad reducida y comprimida por la crisis y volver a recuperar la posición que merece». Ha asegurado que en contactos con más de 700 miembros de la comunidad universitaria para contrastar sus ideas percibe «que la Universidad está pidiendo ese cambio». Ha achacado a la gestión del equipo saliente falta de proyección, ha considerado urgente «poner luces largas» para definir «qué universidad queremos en los próximos 10-20 años» y ha abogado por la «profesionalización» del gobierno universitario porque, ha dicho, «no puede recaer en un número enorme de asesores».

Una situación saneada

A su vez, Juan Viaño ha insistido en la responsabilidad como valor de un equipo «capaz de guiar el futuro de la USC en la próxima década», sin abandonar el rigor que, ha recordado, ha permitido conducir a la institución docente hasta «una situación saneada que nos permite ahora crecer». Superadas las constricciones más severas en los gastos de personal, ha referido el compromiso alcanzado para convocar 200 plazas de promoción de personal docente e investigador (PDI) en los próximos cuatro años.